Una Francia impecable frena el ímpetu de Uruguay y se instala en semifinal

Los Bleus hicieron lo justo y necesario para vencer 2-0 a los charrúas, que fueron inofensivos en ataque sin el lesionado Cavani

Griezmann volvió a marcar con Francia. LAPRENSA/ EFE

Francia interpreta el juego y se adhiere según las circunstancias. A veces espera atrás y contraataca, en otras ocasiones lleva la iniciativa y sabe como asimilar ese papel. De una u otra forma, siempre llega a gol. Ya sea por un descuido que capitaliza o por un error que no perdona. Como sea, saca ventaja y si percibe que el adversario baja los brazos por más luchadora sea su naturaleza, como Uruguay, no permite concesiones.

Los Bleus hicieron lo justo y necesario para vencer 2-0 a los charrúas, que fueron inofensivos en ataque sin el lesionado Cavani. El delantero del PSG descompensó la estructura ofensiva que solo tuvo a Luis Suárez, un lobo solitario en la zona alta. Francia quedó instalada en la semifinal, donde enfrentará a un favorito al título: Bélgica, que con un planteamiento práctico derrotó 2-1 a Brasil.

Uruguay salió enfocado y con su estrategia asimilada. Sabía del poderío francés con espacios y por eso trató de cortarle todos los caminos presionando la salida desde atrás para hacer un repliegue equilibrado, que le permitiera al equipo agruparse paulatinamente sin dejar huecos en los cuales pudieran hacer daño Mbappé o Griezmann. Esa estrategia evitó el despliegue francés que organizando el ataque su potencial disminuye, algo que quedó verificado en el flojo cabezazo de Mbappé (16), tras centro, y remates de larga distancia.

Garra charrúa

Los uruguayos están preparados para dominar el balón y saber qué hacer con él. O bien ceder la iniciativa y resguardarse esperando una oportunidad contundente de contragolpe. El problema fue que se metió tan atrás que se le dificultó salir y Francia ganó terreno poco a poco. No era con un futbol excelso, sino con faltas como la que le dio la ventaja. Un tiro libre sereno de Griezmann al área lo anticipó Varane (40′) peinando el esférico, imposible para Muslera.

Abierto el marcador, Uruguay buscó el empate que se lo negó Hugo Lloris (44’) con una estirada fantástica en cabezazo de Cáceres, tras un tiro libre. El descanso no trajo muchas variantes. El juego transcurrió en las mismas circunstancias del primer tiempo con las propuestas de cada uno bien claras. Uruguay quiso revolucionar el encuentro, sin embargo la tragedia le echó a perder las intenciones. Griezmann (61’) remató solo frente  al marco. Muslera lo vio venir y dio un paso al costado esperando un disparo cruzado, pero iba dirigido a su posición original. El meta uruguayo quedó mal colocado, realizando un defectuoso despeje que le dobló las manos. 2-0 y duro golpe anímico.

Francia tomó aire, confianza y trató de rematar a un equipo charrúa que intentó con más corazón que futbol recortar distancia. Los franceses supieron manejar la situación del juego y mataron lentamente las esperanzas de los uruguayos que regresan a casa con la gratificación de haber hecho un buen mundial y la sensación de haber podido hacer más, pero los Bleus siguen con paso firme en Rusia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: