Nicaragüenses son más vulnerables ante la trata de personas

El Investigador del IEEPP, Augusto Will, advierte que el delito de trata de personas puede aumentar con la crisis sociopolítica que hay en Nicaragua

Las víctimas de trata de personas son llevadas con engaños a otros países para luego ser explotadas sexual y comercialmente. LA PRENSA/ ARCHIVO

La inseguridad, el desempleo y la desesperación por la crisis sociopolítica que hay en Nicaragua han allanado el terreno para los tratantes de personas en el país, puesto que cada vez es mayor la cantidad de nicaragüenses quieren salir de esta nación, situación que los hace más vulnerables ante el crimen organizado según explican especialistas en la materia.

El investigador del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) en temas de trata de personas, Augusto Will, manifestó que el hecho de que la Policía Nacional haya dejado de garantizar la seguridad ciudadana, tal como establece la legislación nicaragüense, «abre una ventana para que redes criminales se introduzcan con mayor fuerza en el país».

«Estamos viendo un incremento de personas que migran de forma regular, los que van a migración y hacen sus tramites de visas en consulados como el de Costa Rica, pero… en municipios fronterizos como Chinandega y Rivas, organizaciones que trabajan con jóvenes nos están reportando que está incrementando la movilidad humana hacia los otros países de forma irregular, esto causa preocupación por las condiciones en que se están yendo estas personas», agregó Will.

Lea: Identifican 21 casos de trata de personas en el Caribe de Nicaragua

«A muchos les ofrecen trabajo en otro país y otros se están ofreciendo para cruzarlos en la frontera de forma irregular y no sabemos cual es el fin… el peligro de trata de personas en migrantes está incrementando, posiblemente haya un aumento de casos, pero lamentablemente la policía no está registrando adecuadamente los casos y eso ya tiene varios años. Vamos a tener un incremento de casos y también un incremento de víctimas que no van a ser atendidas por el Estado», agregó el especialista.

El delito de trata de personas está invisibilizado en Nicaragua, pero eso no significa que ha dejado de ocurrir. En el años 2016 Global Communities y Casa Alianza, contabilizaron 21 casos de trata de persona en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

Para el investigador del Ieepp lugares como Potosí, Chinandega, organizaciones locales reportan que en ese municipio fronterizo hay doce puntos ciegos “donde es común ver a jóvenes mujeres que se las están llevando a Honduras, El Salvador a realizar trabajos forzados, explotación sexual, explotación laboral, o niños, adolescentes que están siendo forzados a la mendicidad”.

La niñez está más vulnerable que nunca

La especialista de Niñez en Emergencia de Visión Mundial, Cristina Centeno, explicó que la niñez siempre es vulnerable pero que la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua tiene más expuesto a los menores.

“Como hay tanta gente circulando uno no sabe quien es quien, puede darse trata de personas. Los adolescentes y jóvenes están migrando, hay gente que se los está llevando, les dicen ‘te voy a dar trabajo’ pero de qué tipo de trabajo estamos hablando”, expresó Centeno.

Además, la especialista realizó un llamado a los padres de familia a monitorear los lugares que visitan los menores.
“Los adolescentes quieren irse del país pero hay que investigar a dónde van, si van con una persona de confianza, inclusive cuando andan en las calles hay que tener cuidado con quien hablan, porque nosotros hemos tenido experiencias de que en las emergencias llegan personas hasta vestidas de ayuda humanitaria… pero solo se infiltran para hacer daño”, dijo Centeno.

Le puede interesar: Puede haber un subregistro de delitos de trata de personas en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: