Suspenden eucarísticas en parroquia de Jinotepe y basílica de Diriamba después de los ataques orteguistas

La Parroquia Santiago, de Jinotepe, y la Basílica San Sebastián, de Diriamba, fueron saqueadas y destruidas por las turbas este lunes

Las turbas amenazan con quemar la parroquia. LA PRENSA/Tomada de Twitter

Tras el saqueo perpetrado por turbas y paramilitares la tarde del lunes a la Parroquia Santiago de Jinotepe, la Arquidiócesis de Managua mediante un comunicado dio a conocer que se suspenden de forma indefinida las eucaristías.

«Debido a los acontecimientos perpetrados en contra de nuestra iglesia se suspende la eucarística de forma indefinida en nuestra sede parroquial y no se estará atendiendo en nuestras oficinas hasta recuperarnos y reparar completamente todos los daños», anunció la Arquidiócesis en un comunicado.

El padre Jalder Hernández, quien se encontraba en la parroquia a la hora del saqueo, informó a través de su cuenta en Fccebook que el Sagrario y el Santísimo no fueron violentados, pero sí rompieron las imágenes y hay daños en la capilla.

«La imagen del patrón Santiago, la pila bautismal, el ambón están intactas, pero sí rompieron la entrada a la capilla, los ornamentos litúrgicos los tiraron al suelos, pero no los mancharon», escribió en su cuenta.

Parte de los daños en la Parroquia Santiago, de Jinotepe. LA PRENSA/Cortesía

También informó del daño de los abanicos, la custodia del Santísimo, de la puerta principal y de la sacristía, las bancas, que rompieron la vitrina de la Biblia, se robaron un collar y un par de aretes que se le había donado a la virgen.

Lea también: Estación policial de Diriamba en escombros luego de incendio y saqueo

Hernández comentó que se robaron de la casa cural todo el dinero de los proyectos que tenía guardado el párroco, pero no precisó la cantidad.

«Se le robaron la padre Eliseo Vargas su computadora, memorias USB, su teléfonos, dinero (ahorro personal) entre otras cosas. Y de la oficina parroquial se llevaron el dinero que había en la secretaría de las intenciones y donaciones», dijo el padre.

Turbas acusan a la iglesia

Asimismo se robaron la comida que era de la fiesta de Santiago porque decían que eran comida para los «vándalos» y tiraron todo el material médico y de primeros auxilios que donó Caritas.

Las turbas acusaron a la iglesia de que está medicina había sido robada y que la usaban para atender a los «vándalos».

Puede interesarle: Entierran a dos de los jóvenes asesinados por paramilitares orteguistas en Jinotepe y Diriamba

«Estamos contabilizando los daños y robos perpetuados, fueron destruidas puertas, imágenes, bancas, sillas, mesas y un sin número de utensilios religiosos y ocupados en el templo, oficina y casa cural», dice el comunicado de la Arquidiócesis.

Afuera de la parroquia se mantienen agentes policiales y paramilitares. LA PRENSA/Cortesía

En un recorrido que realizó LA PRENSA se pudo observar que el templo se mantiene cerrado y las afueras hay policías y paramilitares fuertemente armados.

Diriamba también suspende la eucaristía

En el caso de la Basílica San Sebastián, donde la turbas entraron a agredir a los obsispos, sacerdotes y al Nuncio Apostólico que había llegado de Managua, el padre César Castillo informó que de igual forma, por precaución, no se estarán realizando las misas.

«En la Basílica también hubo daños que aún no contabilizamos, no puedo decir que hubo saqueos hasta confirmar, pero sí hay daños», dijo Castillo.

Recientemente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la Oficina Regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas rechazaron enfáticamente las agresiones sufridas por varios integrantes de la Iglesia Católica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: