Dos hombres que habían desaparecido en Carazo aparecen muertos en Managua

Bismarck Arias Díaz, de 37 años, y Miguel Obando, popularmente conocido como "Pucha", desaparecieron el domingo tras el ataque perpetrado por policías y paramilitares en municipios de Carazo

En la imagen aparece el féretro de Bismarck Arias que llegó a Jinotepe este miércoles. LAPRENSA/Mabel Calero

Bismarck Arias Díaz, de 37 años, y Miguel Obando, popularmente conocido como «Pucha», quienes desaparecieron el domingo tras el ataque perpetrado por policías y paramilitares en municipios de Carazo, aparecieron muertos este martes en Managua.

Obando desapareció tras el ataque en Diriamba y su cuerpo fue encontrado en la morgue del Instituto de Medicina Legal (IML) el martes.

En el caso de Arias, quien desapareció en Jinotepe, fue encontrado en el Hospital Lenín Fonseca, de Managua, donde posteriormente falleció.

Auxiliadora Díaz, madre de Arias, manifestó que a su hijo lo habían reportado como desaparecido porque éste no respondía su celular. «Él iba en su moto para la casa de su esposa que está cerca de la Policía de Jinotepe, le llevaba una leche a su niña cuando a él lo detienen (antimotines)», relató la madre de la víctima a LA PRENSA.

Díaz afirmó que buscó a su hijo en la estación policial de Jinotepe, pero los oficiales le dijeron que lo buscara en El Chipote, en Managua, porque ahí llevan a todos los detenidos.

El lunes por la tarde, la madre y hermana de la víctima llegaron a las celdas de El Chipote para preguntar por Arias. «Estuvimos ahí esperando las listas y (Bismarck) no aparecía», dijo la mujer.

Apareció entubado

El martes, mientras regresaba a Jinotepe, le notificaron que su hijo estaba en el hospital Lenín Fonseca, por lo que se regresó a Managua a confirmarlo. «En ese momento yo lo que quería era volar porque quería encontrarlo vivo, tenía la esperanza de que con mi oración yo lo iba a levantar», dijo Díaz y agregó que su hijo estaba entubado en el hospital capitalino, donde horas después falleció.

Puede interesarle: Ciudadano desaparecido en Carazo estaba en morgue de medicina legal en Managua

Díaz dijo que las autoridades del hospital no le explicaron las causas de la muerte de su hijo, sin embargo, un oficial de la policía de Jinotepe le dijo a la hermana de la víctima que Arias murió en un «aparente fuego cruzado».

Según un informe del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la “operación limpieza” en Carazo dejó al menos 24 muertos y, aparte de los desaparecidos, el Cenidh señaló que hay al menos sesenta detenidos en las cárceles de Jinotepe sin incluir los que están en Managua, que no se precisa la cantidad.

Le puede interesar: Ingreso de cadáveres a medicina legal va en aumento en Nicaragua

Intimidación en las velas

A la hora que la familia bajaba el ataúd de Bismarck Arias, una camioneta llena de antimotines armados pasó dos veces, lo que provocó que la gente se metiera rápidamente a la casa.

En las velas anteriores, personas han comentado que antimotines y paramilitares han pasado gritando «Viva Daniel» y luego les dicen a la gente que por seguridad cierren temprano las casas.