Madre del oficial asesinado en Diriamba recibe amenazas contra ella y su familia

Horas después de haber sepultado a policía asesinado en Diriamba rafaguean vivienda de su madre, en Santo ´Tomás, Chontales

Policía

Fátima Vivas junto a Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH. LA PRENSA/ARCHIVO E. ROMERO

La denuncia de asesinato y tortura en contra de su hijo el policía Faber Antonio López Vivas en la sangrienta jornada de represión en Diriamba, efectuada durante la presente semana por Fátima Vivas, le ha valido acoso y hostigamiento en su contra.

Vivas denunció que no solo han continuado los hostigamientos a través de las redes sociales, sino que la noche del martes, horas después de haber sepultado a su vástago, le pasaron rafagueando su vivienda, en Santo ´Tomás, Chontales .

“Los encapuchados están pasando por mi casa”, aseguró Vivas, quien consideró que esto demuestra que ella y su familia están en riesgo. A su vez, indicó que a su hija ya le han amenazado de muerte, a través de mensajes de texto que le indican que la están esperando cuando llegue a Nueva Guinea para asesinarla.

Y por las redes sociales, dijo Vivas, le han dicho de todo, la acusan de “vende Patria”, que vendió a su hijo por estar al lado de quienes llaman golpistas.

Vivas denunció que la Policía no le entregó ninguna de las pertenencias de su hijo, incluido el teléfono celular y desde el mismo les han seguido amenazando. “Adonde me mueva ando corriendo peligro”, insistió Vivas.

El lunes Vivas denunció desde el patio del Instituto de Medicina Legal (IML) que su hijo fue asesinado.

“Los policías mierdas me lo mataron, que causalidad que con un disparo en la frente mi hijo, ¿quién pega en la frente? la Policía, ¿quién anda las armas? la Policía”, sostuvo entre sollozos, la madre del policía López, minutos después de haber reconocido el cuerpo de su hijo en las gavetas del Instituto de Medicina Legal (IML).

Solicitó su baja

Fátima Vivas ha insistido que su hijo, le había comunicado un día antes del crimen el domingo en Diriamba,  que había solicitado la baja porque no estaba de acuerdo con reprimir a la población, pero en respuesta sus superiores a quienes ella no identificó le habían amenazado con matarlo a él y a su familia.

La Policía Nacional únicamente mencionó la muerte de López, en una nota policial el pasado lunes, luego no ha vuelto a referirse del caso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: