Trasladan a más de 90 detenidos de El Chipote a La Modelo

La mayoría de los detenidos han sido secuestrados por paramilitares y policías, sin orden de captura, sin causas abiertas y sin pruebas

Nicaragua, protestas

El Gobierno de Daniel Ortega procesa judicialmente a los ciudadanos que se manifestaron en su contra. LA PRENSA/Martha Vasquez

Alegando «falta de espacio» en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, mejor conocido como centro de torturas El Chipote, más de los 90 jóvenes detenidos en los últimos días después de las sangrientas jornadas de represión ordenadas por Daniel Ortega y Rosario Murillo Zambrana en Carazo, Managua, León y Matagalpa, fueron enviados al Centro Penitenciario La Modelo, en Tipitapa, al norte de Managua.

Lo ocurrido esta mañana del 13 de julio fue dramático: mujeres lloraban y gritaban cuando al acercarse al portón del siniestro lugar a preguntar por sus hijos, hermanos, parientes o parejas, para enviarles comida, medicinas y agua, un oficial de turno les decía que no les aceptaban las entregas «porque ya se los llevaron a La Modelo».

Dolor en El Chipote. Madres se enteran que sus hijos o parientes han sido trasladados a la cárcel Modelo pese a que no han sido condenados en juicio.
LA PRENSA/M.VASQUEZ

El dolor de las mujeres era desgarrador. Algunas estallaron en furia, otras se desmayaron, otras gritaban a todo pulmón los nombres de sus hijos y otras lloraban en silencio y oraban pidiendo protección divina para la suerte de sus parientes.


La mayoría de los detenidos han sido secuestrados por paramilitares y policías, sin orden de captura, sin causas abiertas y sin pruebas, acusados de participar en las protestas y marchas contra el gobierno sangriento de los presidentes y vicepresidentes designados, Daniel Ortega y Rosario Murillo Zambrana.

Bajo su autorización, tras haber organizado a fuerzas paramilitares y turbas orteguistas, la pareja presidencial ha desatado una violenta represión que ya lleva más de 350 muertos, la mayoría a balazos, y cientos de desaparecidos.

Familiares de muchos detenidos y secuestrados en El Chipote, lloran al enterarse que los enviaron a la cárcel Modelo. LA PRENSA/M.VASQUEZ


Las madres y parientes de los detenidos se quejan que a sus reos los han torturado, les han imputado delitos e inventado cargos, pruebas y otras serie de aberraciones jurídicas para acusarlos y condenarlos en juicios políticos por el hecho de haber protestado y repudiado a Ortega y Murillo.

Las madres que ayer lloraban frente al centro de torturas, se quejaban que nadie los avisó, ni a sus abogados y que la medida de enviar al Sistema Penitenciario fue ilegal.

El traslado de los ciudadanos supuestamente se realizó en horas de la madrugada por presuntamente falta de espacio en estas cárceles.

La abogada Karla Sequeira de la Comisión Permanente de Derechos Humanos expresó que no se sabe si los detenidos fueron acusados y por eso trasladados , de lo contrario sería ilegal porque en el sistema sólo deben estar los que cumplen condena o medidas cautelares impuestas por un juez competente.

Maldad del poder judicial orteguista

Las madres denuncian que los magistrados del Tribunal de Apelaciones de Managua se burlan de su condición porque les admiten el recurso de exhibición personal por detención ilegal y luego les asignan juez ejecutor que son mayores de edad y ya no ejercen y otros que viven fuera del país.

Varias mujeres han recibido atención médica de primeros auxilios en las afuera de el Chipote por su estado emocional. Las mujeres embarazadas también.

Estas mujeres ya tienen más de seis días de estar acá en condiciones lamentables esperando noticias de sus familiares, pero es en vano.

La mayoría de detenciones arbitrarias se dieron el domingo 8 de julio por paramilitares y policías después de quitar los tranques a balazos en el departamento de Carazo, donde mataron a más de 20 personas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: