Autoconvocados levantan tranques de Juigalpa por solicitud de la Iglesia Católica

Población autoconvocada acuerda dejar tranque y Gobierno promete desmontar tres barricadas controladas por policías y paramilitares en el centro de la ciudad. 

Los pobladores de Juigalpa se manifestaron contra el dictador Daniel Ortega. LA PRENSA/JADER FLORES

A eso de las 7:00 a.m de este viernes 13 se empezó a despejar un tranque en la entrada principal de Juigalpa que la población mantuvo durante 60 días como medida de defensa ante los paramilitares del gobierno de Nicaragua, según el representante del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Denis Báez, quien asistió a las reuniones entre autoridades de la Iglesia Católica, Policía Nacional y representantes de la sociedad civil y manifestantes.»Fue un gesto que abona al Diálogo Nacional», dijo Báez.

El defensor de derechos humanos relató que había una inminente amenaza de intervención policial, pues el tranque estaba rodeado por unos 400 antimotines, por lo que peligraba que hubiese un  derramamiento de sangre como ha ocurrido con otros tranques donde policías y paramilitares han ejecutado masacres y ejecuciones.

La ciudad de Juigalpa ha sido constantemente asediada por fuerzas antimotines que se han desplegado en diversos puntos de la ciudad.  Esta es una imagen de archivo. LA PRENSA/O.NAVARRETE

También hubo un compromiso de parte del Gobierno de desmontar tres tranques controlados por policías y paramilitares en el centro de la ciudad.

Mientras en las redes sociales circuló un documento que titulan «Protocolo de desocupación libre y voluntaria de los tranques de la ciudad de Juigalpa y de respeto de los derechos de los manifestantes», el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, celebró esta decisión desde su cuenta de twitter.

Según el acuerdo este 13 de julio a partir del medio día quedaría despejada la vía luego de haber permanecido trancada durante sesenta días «con la mediación de la Conferencia Episcopal y actores de la sociedad civil, en el convencimiento que esta acción, además de permitir una salida pacífica , promueve un desarrollo en mejores condiciones del necesario Diálogo Nacional».

El acuerdo señala que la Iglesia católica estuvo representada por el obispo de Juigalpa monseñor Sócrates René Sándigo y varios sacerdotes; por la sociedad civil el profesor Róger García y doctor René Leiva, por los manifestantes Lenín Antonio Salablanca, Francisco Sequeira , Joxzel Jadir Morales y por la Policía el comisionado mayor Bayardo Rosales, en el mismo estuvo presente el representante del  Cenidh.

«Junto con la desocupación de los tranques , las autoridades del Gobierno y de la Policía Nacional asegurarán que quienes hayan participado o apoyado los tranques, así como sus familias, no recibirán represalias  de ningún tipo por haber participado en esta forma de protesta», señala parte del documento.

Nemesio Mejía, del Movimiento Campesino, a cargo del Empalme de Lóvago, aseguró que en su caso ellos mantendrán el tranque.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: