Nicaragüenses marchan en Nueva Segovia, Chinandega, Madriz y Matagalpa para exigir la salida del poder de la pareja presidencial

En Ocotal, cabecera departamental de Nueva Segovia, unas cuatro mil personas se tomaron la tarde de este sábado las calles.

Los manifestantes procedentes de los municipios de Jalapa, Santa Clara, San Fernando, Ciudad Antigua y Mozonte salieron en una larga caravana hacia la ciudad de Ocotal. LA PRENSA/W. Aragón

Miles de nicaragüenses se tomaron las calles de varios municipios de Nueva Segovia, Madriz y Matagalpa para exigir la salida de la pareja presidencial de Nicaragua, Daniel Ortega y Rosario Murillo, a quienes acusan de seguir gobernando el país a base de la sangre derramada por el pueblo.

En Ocotal, cabecera departamental de Nueva Segovia, unas cuatro mil personas se tomaron la tarde de este sábado las calles. Los manifestantes, procedentes de los municipios de Jalapa, Santa Clara, San Fernando, Ciudad Antigua y Mozonte, salieron en una larga caravana hacia la ciudad de Ocotal.

Todos marcharon como parte de las protestas en contra del gobierno por las diferentes masacres dadas contra estudiantes, iglesias y diferentes organizaciones de sociedad civil que se han manifestado.

Lea además: Caravana recorre barrios de Managua para exigir justicia y democracia en Nicaragua

El azul y blanco predomina en las marchas de los nicaragüenses. En Ocotal, este domingo no varió.. LA PRENSA/W. Aragón

En el departamento de Madriz, una marcha con una caravana recorrieron las calles de la cabecera departamental, Somoto, donde ondearon banderas azul y blanco y gritaron consignas en contra de Ortega y Murillo.

Durante las manifestaciones tanto en Ocotal como en Somoto se hicieron presenten paramilitares y grupos orteguistas que con acciones intimidandotorias acosaron ambas caravanas.

Organizadores y participantes expresaron que las manifestaciones continuarán hasta que la familia Ortega Murillo abandone el poder.

Por su lado, en la ciudad de Matagalpa, pobladores realizaron la caravana denominada «Fiel a mi bandera», donde repudiaron la represión en el país y particularmente el ataque contra los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) en Managua.

La protesta inició como un plantón en el atrio de la catedral San Pedro Apóstol y posteriormente los manifestantes realizaron una caravana por la ciudad.

Los chinandeganos marcharon por los barrios Guadalupe, El Rosario y Ayapal de su departamento, lanzando morteros y gritando consignas en contra del régimen Ortega-Murillo, los autoconvocados se solidarizaron y condenaron el ataque del que fueron víctimas los jóvenes que permanecían atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

Los participantes recalcaron el apoyo a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: