Paramilitares atacan la UNAN-Managua y expulsan a los estudiantes atrincherados en la universidad

Caterva orteguista desata ataque sangriento contra estudiantes que se refugiaron en iglesia Divina Misericordia

Unan Managua, protestas, Nicaragua

Una madre rompe en llanto cuando abraza a su hijo que está atrincherado en la UNAN-Managua. Le dice que se vaya a la casa, pero él le responde que no puede abandonar a sus compañeros. Esto fue antes que los ataques se trasladaran al sector de la Divina Misericordia. LAPRENSA/J.FLORES

Mientras Daniel Ortega desde una estación policial en Masaya y con cientos de policías enmascarados rodeándolo, casi juraba que había ordenado a la Policía no disparar contra la población, en Managua fuerzas paramilitares acompañadas de agentes policiales comenzaron a atacar sin clemencia a los jóvenes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

El ataque que persisitía hasta la noche del viernes continuaba por el sector de la iglesia de la Divina Misericordia de Villa Fontana, donde los estudiantes se replegaron.

Lea además: Policía Nacional detiene a una joven que denunciaba ataque en la UNAN-Managua

Las balas de alto calibre disparadas en ráfaga por los sectores de la rotonda Rigoberto López Pérez y la Mezquita de Managua, con dirección al recinto universitario, dejaron al menos tres jóvenes heridos a quienes fue difícil trasladarlos a lo inmediato por la intensidad del ataque a manos de las fuerzas paramilitares.

Momentos en que los universitarios se tiran al piso ante ataque de paramilitares. LAPRENSA/J.FLORES

Aunque esta casa de estudios ha sido atacada en varias ocasiones, el de este viernes, según los mismos estudiantes atrincherados, ha sido el más violento pese a que Ortega hablaba de paz en Masaya, ciudad sobre la que luego también desató su furia al caer la noche.

Puede leer: Daniel Ortega no celebra repliegue en el barrio indígena de Monimbó

El violento ataque en la UNAN-Managua inclusive se coló en el discurso de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), que durante su exposición ante el Consejo Permanente y ante la presencia de embajadores de los países que integran ese organismo, pidió el fin del ataque en esa casa de estudios.

Luego en su cuenta de Twitter, Almagro demandó a Ortega detener el ataque a la UNAN-Managua y proteger la vida de los estudiantes. “Es inadmisible el uso de la fuerza contra la universidad. Cualquier desalojo a la universidad debe ser negociado”, publicó.

UNAN-Managua
Estudiantes resistieron por varias horas ante ataque de paramilitares, al final tuvieron que evacuar la universidad. LAPRENSA/J.FLORES

Asimismo, horas después Almagro solicitó por la misma vía al Gobierno de Nicaragua que permitiera el paso de la Mesa de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hacia donde estaban resguardados los jóvenes en la Divina Misericordia.

También: OEA acaba sesión conociendo una resolución que condena abusos de derechos humanos en Nicaragua

Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua de la CIDH, también se pronunció sobre el brutal y prolongado ataque contra los universitarios atrincherados.

Ortega traicionó negociación

A través de la misma red social publicó que los estudiantes “habían abierto una discusión días atrás para una desocupación espontánea y pacífica. La respuesta que reciben: un ataque inadmisible”.

Los estudiantes de la UNAN-Managua se tomaron el recinto el lunes 7 de mayo como medida de presión al gobierno de Ortega, que no deja de reprimir al pueblo que protesta contra él.

Lea: Naciones Unidas denuncia el aumento de las represalias a los críticos de Daniel Ortega

A través de las redes sociales se conoció que parte del recinto estaba siendo incendiado, principalmente el edificio donde está la Facultad de Medicina. También se informó que el Centro de Desarrollo Infantil Arlen Siú fue quemado. LA PRENSA no pudo constatar la magnitud del incendio en cada uno.

Vicario: que hagan la paz verdadera

El vicario de la iglesia Divina Misericordia, Eric Alvarado, confirmó a LA PRENSA que hasta la noche de este viernes estaban refugiados en la iglesia cerca de ochenta jóvenes, de los cuales cinco estaban heridos, pero que no podían ser llevados a un hospital porque los paramilitares no permitían el ingreso de la asistencia humanitaria.

“El llamado que hacemos es el que hemos hecho como Iglesia: que detengan este tipo de ataques, que de nada abona a la paz que tanto pregona el Gobierno y de respeto de derechos humanos, porque esto que han hecho contradice todo lo que han dicho, por ejemplo hoy (este viernes) en la OEA”, manifestó Alvarado.

Jóvenes resistieron varias horas

Aunque su forma de defenderse era mayormente con morteros, en clara desventaja en comparación con los paramilitares que usan armas de guerra, los jóvenes atrincherados en la UNAN-Managua mantuvieron replegados a los paramilitares por varias horas; pero en la caída de la tarde estas fuerzas irregulares se tomaron las instalaciones e inmediatamente empezó a notarse un incendio de proporciones no calculadas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: