Nicaragua se paralizó para exigir la salida de Daniel Ortega y Rosario Murillo

El pueblo a nivel nacional vació este las calles, cerró los comercios, los parques industriales, los centros comerciales y en gran medida los mercados populares, en respuesta al segundo paro nacional

Así lució la Carretera a Masaya, en Managua durante el segundo para nacional en protesta por la democratización y justicia en Nicaragua, contra el régimen de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo. LA PRENSA/ U. MOLINA

A pesar de las amenazas de paramilitares de saquear y quemar los negocios que no abrieran en Somoto y Ocotal, el pueblo a nivel nacional vació este viernes las calles, cerró los comercios, los parques industriales, los centros comerciales y en gran medida los mercados populares, en respuesta al segundo paro nacional que convocó la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, para exigir justicia por los más de trescientos asesinados en 88 días de lucha y el fin del régimen de Daniel Ortega.

Lea además: Así te contamos el segundo paro nacional de 24 horas en Nicaragua

LA PRENSA constató a través de recorridos en Managua y el resto de los departamentos que las empresas pequeñas, medianas y grandes, así como muchos comerciantes en mercados capitalinos y diferentes plazas de compras, se unieron al paro nacional.

Puede leer: Departamentos se suman al segundo paro nacional

De igual manera, la mayoría de la población decidió no salir a las calles ni para comprar alimentos. La paralización del país comenzó a la 00:00 hora de este viernes 13 de julio.

En Granada el comercio informal laboró de forma regular este viernes, sin embargo los bancos y las empresas grandes se sumaron al segundo paro nacional, para ejercer presión al gobierno de Daniel Ortega. LA PRENSA/ L. VARGAS

La Alianza Cívica, que aglutina a empresarios, estudiantes, campesinos y sociedad civil, llamó desde la semana pasada a tres días de manifestación que arrancó el jueves con una multitudinaria marcha en Managua, este viernes un paro nacional y este sábado una caravana que recorrerá Managua.

Las manifestaciones buscan exigir justicia por los más de trescientos nicaragüenses asesinados por el régimen de Ortega y su esposa Rosario Murillo, los más de dos mil heridos y decenas de desaparecidos. La Alianza pide no olvidar a los nicaragüenses que han derramado su sangre exigiendo la salida de Ortega y el regreso de la democracia al país.

Vea: Fotogalería | Así amanece Managua en el segundo paro nacional de 24 horas

En algunas ciudades, los enviados de Ortega intimidaron a los dueños de negocios para evitar que estos se sumaran al paro. En Somoto, por ejemplo, los comerciantes señalaron al secretario político del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), César Olivas Vásquez (Pirula), de encabezar el grupo de paramilitares que arremetía violentamente contra las puertas de los negocios, orientándoles abrir.

“Yo tenía cerrado, porque en el primer paro nacional no abrí mi negocio, y escuché cuando me golpeaban las puertas a patadas, y al abrir unos hombres, cubriéndose la cara con cascos de motos, me dijeron que abriera inmediatamente mi establecimiento, si no me lo iban a quemar o saquear”, dijo uno de los empresarios somoteños, que por miedo pidió no ser identificado.

El apoyo de la población al paro nacional se hizo sentir este viernes en los mercados, las calles, los barrios, los medios de transporte y los comercios. LAPRENSA/C. VALLE

Otros empresarios confirmaron que por las calles y avenidas de la ciudad norteña se movían orteguistas a bordo de motos con la complicidad de agentes policiales, para obligar a los dueños de negocios a abrir. “Estos hombres son los mismos que desde abril andan en grupos intimidando a la población”, dijo uno de los comerciantes, que pese a la amenaza decidió no abrir su negocio y sumarse al paro nacional.

Además: Trasladan a más de 90 detenidos de El Chipote a La Modelo

Mientras en Managua, la mayoría de las plazas de compras, restaurantes, tiendas y avenidas lucían vacías, excepto algunos mercados, donde algunos vendedores de perecederos, como el mercado Israel Lewites decidieron sacar su venta, pues no pueden perderla.

Aunque el transporte público se mantuvo operando en la capital, las unidades lucían vacías haciendo sus vueltas. También hubo movilización de algunos vehículos particulares.

En Estelí aproximadamente el 70 por ciento del comercio se sumó al paro. LA PRENSA/R. MORA

Las instituciones estatales abrieron, pero había poca afluencia de ciudadanos. En el sector de Rubenia, la mayoría de los negocios que están localizados en esa zona no abrió, lo mismo sucedió en el mercado Iván Montenegro, donde los comerciantes decidieron cerrar sus puertas por un día en demanda a que Ortega deje el poder.

En las principales avenidas del país, como el paso a desnivel de Rubenia, la pista La Solidaridad, Carretera a Masaya, Camino de Oriente, la pista Juan Pablo II, se observaban pocos vehículos, entre taxis, unidades de transporte público y carros particulares.

La desolación en estas vías, en otros días muy traficadas, también era evidente en los barrios orientales, que también fueron víctimas del asedio y la violencia por parte de paramilitares acuerpados por la Policía Nacional en semanas recientes.

Olga Bermúdez, habitante del barrio María Auxiliadora, dijo que “todo lo que queremos es que se vaya Daniel”. A la vez, invitó a la población a que apoyara el paro nacional, ya que es una medida para mostrar que el pueblo ya no está con Ortega.

Por su parte, Lizeth Luna, comerciante por cuenta propia en el mercado Iván Montenegro, explicó que el ambiente en ese centro de compras ha sido “palmado” y que el movimiento se mantiene en el sector de alimentos, y no tanto en el de vestimenta. Los comerciantes de perecederos, en su mayoría, fueron los que abrieron sus tramos este viernes.

En Matagalpa, la calle conocida como El Comercio ( la Avenida José Dolores Estrada), presentó poco movimiento comercial. Sin embargo, las entidades públicas abrieron sus instalaciones.

Los municipios del Caribe de Nicaragua también se sumaron al paro. En Siuna los negocios y bancos están cerrados. LA PRENSA/José Garth

En Chinandega, bancos, almacenes, tiendas y gasolineras no abrieron sus puertas este viernes. Los vigilantes de algunos locales aseguraron que “hasta mañana abrimos”. “Las calles están como un domingo; pocos taxis y busetas”, mencionó uno de los vigilantes.

En Carazo, departamento recientemente atacado a balazos por paramilitares y policías, amaneció desolado este viernes atendiendo el llamado al paro de 24 horas. En San Marcos, desde las 6:00 de la mañana se pudo observar pocas unidades de transporte urbano colectivo y taxis movilizándose.

En León, el 90 por ciento de los negocios amanecieron cerrados. Las calles se observaron desoladas. Los principales negocios del centro de la Ciudad Universitaria decidieron unirse al paro nacional, de igual forma los tramos y locales del mercado de este departamento.

Mientras en Rivas, a diferencia del primer paro nacional del pasado 14 de junio, cuando se sumó en un 100 por ciento, en esta ocasión el mercado tenía abierto la mayoría de sus tramos, sin embargo, las ventas no fueron buenas por la falta de compradores.

Nagarote. LAPRENSA/Carlos Valle

Zonas francas cerraron

Nuevamente las grades textileras que operan bajo el régimen de zona franca en el parque industrial Las Mercedes, entre ellas Formosa, cerraron sus puertas este viernes, cuando se realizó el segundo paro nacional convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Según empleados de las empresas y transportistas que brindan sus servicios en ese parque industrial, de unos cien buses que a diario trasladan a una parte de los treinta mil trabajadores que laboran en las empresas que funcionan en ese parque industrial, ayer solo tres permanecían en el parqueo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: