“Raquítico” crecimiento de la economía antes de la crisis de Nicaragua

En el primer trimestre la economía crece 2.3 %, lejos del 7.7% en igual periodo del 2017. El crecimiento actual mostrado por el PIB medido trimestralmente es el más bajo de los últimos cuatro trimestres.

Tranques, Nicaragua, protestas, tranques

Exportaciones no cayeron en mayo a pesar de la crisis sociopolítica que enfrenta el país. LA PRENSA/Jader Flores

Sin aún resentir el impacto de la aguda crisis sociopolítica que afronta el país desde hace noventa días, el Producto Interno Bruto (PIB) mostró en el primer trimestre un fuerte enfriamiento en su crecimiento, según revelan cifras publicadas por el Banco Central de Nicaragua.

Entre enero y marzo de este año, la economía creció 2.3 por ciento, muy por debajo del 7.7 por ciento en igual periodo del año pasado. En término anualizado, es decir en los últimos doce meses, la economía acumula un crecimiento de 3.5 por ciento.

También puede leer: Caída de los depósitos bancarios frenaría aún más entregas de créditos en Nicaragua

El crecimiento actual mostrado por el PIB medido trimestralmente es el más bajo de los últimos cuatro trimestres y la situación podría empeorar a partir de los siguientes trimestres debido a la profunda crisis que afronta Nicaragua desde el pasado 18 de abril, que no solo ha provocado la semiparalización de la economía, sino también un incremento en la inseguridad, los asesinatos y la violencia.

El Banco Central de Nicaragua ya rebajó en semanas recientes la meta de crecimiento inicial, que era de entre 4.5 y 5 por ciento, pero ahora oscila entre 0.5 y 1.5 por ciento. La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) indicó, por su lado, que este año la economía no crecerá y en el peor de los escenarios caerá 5.6 por ciento.

7.7 %

Fue el crecimiento que entre enero y marzo de este año experimentaron las exportaciones, mientras que las importaciones repuntaron 1.3 por ciento, según cifras oficiales.

Los impulsores del crecimiento

Entre las actividades económicas que estaban manteniendo en crecimiento el Producto Interno Bruto figuran la producción de pesca y acuicultura (54 por ciento), hoteles y restaurantes (11.8 por ciento), transporte y comunicaciones (6.3 por ciento), intermediación financiera (5.8 por ciento), agricultura (5.1 por ciento), comercio (3.4 por ciento), entre otros.

Lea también: Crisis política golpea a hoteleros de Managua

El sector hoteles y restaurantes, que se perfila como uno de los más golpeados por la crisis debido a la huida de los turistas extranjeros, hasta marzo estaba creciendo 11.8 por ciento, 7.9 por ciento en promedio anual. “La mayor demanda por este tipo de servicios fue estimulada por la afluencia de visitantes extranjeros, principalmente”, indica el BCN.

La construcción, que lleva varios meses en dificultades, en el primer trimestre cayó 8.9 por ciento, es decir -2.9 por ciento como promedio anual, “debido a una menor área efectivamente construida en la construcción privada, particularmente en los destinos de residencial, servicios e industria. En la construcción pública se observó crecimiento en las edificaciones no residenciales y obras de ingeniería civil”.

El comercio, otra actividad golpeada por la crisis económica actual, hasta marzo creció 3.4 por ciento, “mostrando similar comportamiento tanto en el comercio al por mayor como en el comercio al por menor”.

Funides determinó que los sectores más afectados en este año serían el comercio con pérdidas de 673 millones de dólares; seguido del turismo con 159 millones de dólares; y la construcción con 54 millones de dólares.

En tanto, la industria manufacturera mostró un crecimiento de 2.7 por ciento. “En este grupo, destacó los crecimientos de azúcar, otros alimentos, bebidas, textiles, productos derivados del petróleo y productos químicos, principalmente”.

La agricultura, que se espera es la que ayude a amortiguar el impacto de la crisis en el Producto Interno Bruto, se estima que creció 5.1 por ciento hasta marzo, “explicado por la mayor generación de valor agregado en los cultivos de café, maíz, sorgo, maní, ajonjolí y servicios relacionados con la agricultura, principalmente”.

Lea además: Gobierno de Daniel Ortega deja la economía de Nicaragua al borde de la caída este año

Desaceleración en consumo

Tampoco el consumo ha podido ayudar a evitar que el Producto Interno Bruto se desacelere con fuerza. Este creció entre enero y marzo pasados 1.3 por ciento, por debajo del 7.3 por ciento en similar periodo del año pasado.
Este comportamiento en el consumo fue “como resultado del crecimiento del consumo privado y parcialmente contrarrestado por una disminución del consumo público”.

“El consumo individual de hogares e Instituciones Sin Fines de Lucro que Sirven a los Hogares (ISFLSH) o consumo privado creció 2.7 por ciento (2.8 por ciento en promedio anual). Por su parte, el consumo del gobierno registró una disminución de 5.8 por ciento (-0.4 por ciento en promedio anual) resultado de un comportamiento mixto: crecimiento del consumo individual, 2.7 por ciento, y disminución en el colectivo, 7.5 por ciento”, explica el BCN.