Estrepitosa caída de viajeros internacionales en Nicaragua

Desde las protestas de abril, más de 80 mil visitantes extranjeros han dejado de visitar el país en la crisis

migración

Entre enero y septiembre de este año, 614,600 personas se embarcaron a través del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

A 91 días de la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua, la llegada de viajeros internacionales se ha reducido drásticamente como nunca antes, lo que refleja que la imagen del país más seguro de Centroamérica ha sido destruida por el régimen del mandatario Daniel Ortega, que se niega a salir del poder.

Desde abril —que se generó el conflicto en Nicaragua— hasta junio unos 82,190 extranjeros dejaron de venir al país, en comparación con el año pasado, lo que implicaría una reducción del 41.4 por ciento de pasajeros internacionales con respecto a similar período del año pasado.

Según cifras de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI) en junio llegaron por vía aérea 19,990 pasajeros, 43,718 menos con respecto a igual mes del 2017.

Le puede interesar: Hoteles en Nicaragua operan a menos del 10% de su capacidad en una economía en crisis

En junio del año pasado Nicaragua recibió 63,708 pasajeros internacionales por vía aérea, lo que indica una caída de 68.6 por ciento si se compara con igual mes de este año.

Desde abril la entrada de pasajeros internacionales por vía aérea viene cayendo, de manera que ese mes entraron 50,450 pasajeros, 9,666 menos que en igual período en el 2017; y en mayo la entrada fue de 34,400 pasajeros, 20,694 menos que en similar lapso del año pasado.

Afectación al turismo

La caída en la entrada de extranjeros al país está afectando al sector de hoteles y restaurantes, que debido a la crisis muchos han tenido que cerrar.

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) manifestó que era de esperarse que a raíz de la crisis que enfrenta Nicaragua, cada mes se reduzca la entrada de pasajeros internacionales por vía aérea.

Lea además: Antes de la crisis en Nicaragua, el gasto del turista había crecido levemente

“El turismo desde que inició la crisis se vio afectado directamente y dejaron de venir turistas al país. Estas cifras indican el impacto que está teniendo esta situación en el ingreso de turistas y visitantes al país”, dijo Valenti.

Por su parte René Hausser, presidente de la Cámara Nicaragüense de Restaurantes (Canires), señaló que desde que inició la crisis hasta la fecha han cerrado 700 restaurantes de los 2,500 que tienen registrados.

“La reducción en las ventas de los restaurantes en abril fue de 15 millones de dólares, en mayo de 25 millones de dólares y en junio 35 millones de dólares. En total hemos perdido 75 millones de dólares desde que inició el problema”, sostuvo Hausser, quien asegura que este mes las pérdidas serán mayores.

Menos ingresos al país

La caída de entrada de turistas internacionales es preocupante, pues son los que más gastan por su alto poder de compra.

Lea también: Crisis política golpea a hoteleros de Managua

En el primer trimestre de este año (enero-marzo), los turistas que llegaron vía aérea gastaron 87.8 dólares por día y se quedaron en promedio 11.2 días, mientras que los que vinieron vía terrestre el gasto fue de 20.9 dólares y permanecieron en el país 12.4 días. Los que entraron vía acuática gastaron 30.8 dólares y en promedio se quedaron un día.

Conectividad se deteriora

La conectividad aérea de Nicaragua se ha deteriorado: de las nueve líneas aéreas que ofrecen vuelos internacionales cinco han reducido sus frecuencias y una las suspendió indefinidamente.

American Airlines tenía tres frecuencias diarias y redujo una; United Airlines tenía dos vuelos diarios y ahora también solo realiza uno. Delta Airlines tenía un vuelo diario y ahora solo ofrece tres vuelos a la semana; Spirit Airlines también tenía un vuelo diario y ahora solo ofrece tres a la semana; Aeroméxico operaba dos vuelos diarios y ahora solo realiza uno.

Más información en: El restaurante La Mestiza y el Hostal California cierran por la crisis que vive Nicaragua

Solo Avianca, Copa Airlines y La Costeña no han variado sus frecuencias, mientras tanto Volaris suspendió operaciones indefinidamente.

Los reportes estadísticos que publica la EAAI en su sitio web reflejan que en marzo de este año el aeropuerto internacional de Managua gestionó 3,210 operaciones aéreas, en abril —mes en el que inició la crisis— estas se redujeron a 2,934, en mayo bajaron a 2,821 y en junio a 2,551.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), en el escenario más optimista, plantea que si “el Gobierno acepta una salida negociada a la crisis a finales de julio, logrando así un marco de entendimiento en los temas de justicia y democratización, poniendo fin a la represión, violencia e inseguridad ciudadana”, en este escenario, “la tasa de crecimiento de la actividad económica para 2018 se contraería a 0.03 por ciento en comparación con el 2017”.

Lea además: Crisis de Gobierno de Nicaragua golpea al turismo

Asumiendo que “no hay voluntad política por parte del Gobierno para buscar una salida negociada a la crisis actual y esta se prolonga e intensifica por el resto del año”, en estas circunstancias la tasa de crecimiento de la actividad económica del 2018 se contraería a 5.6 por ciento, en comparación con el 2017.

Menos nicaragüenses retornan

Las estadísticas del EAAI evidencian además una caída en la entrada de viajeros nacionales; pues en junio solo entraron 6,365 pasajeros, cuando en la misma fecha del año pasado habían entrado 8,171 pasajeros nacionales.

Lea también: Hoteles de Nicaragua se quedan sin huéspedes tras violenta represión a civiles

Asimismo en junio, la EAAI reportó la salida de 4,347 nicaragüenses, inferior a los 5,281 en igual mes del año pasado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: