Nuncio Apostólico urge una tregua y que se retome el Diálogo Nacional en Nicaragua

"No es aceptable pensar que los muertos y víctimas de la violencia pueden solucionar una crisis política y garantizar un futuro de paz", dijo monseñor Waldemar Stanilaw Sommertag

Cardenal Leopoldo Brenes

Silvio Báez, el Nuncio Apostólico y el Cardenal Leopoldo Brenes durante su visita a Diriamba. LA PRENSA/Jader Flores

El nuncio apostólico en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanilaw Sommertag, solicitó este martes una tregua en la escalada de violencia que existe en el país. «Llorando por todos los muertos y rezando por sus familias, hago con todas mis fuerzas humanas y espirituales un llamado a las conciencias de todos para lograr una tregua», dijo. Además urgió que se reanude el Diálogo Nacional entre el gobierno de Daniel Ortega y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y para que se logre encontrar una salida a la grave crisis que llega a los tres meses dejando un saldo de más de 350 personas muertas.

El representante del papa Francisco en el país, a través de un audio compartido en las redes sociales, expresó que «no es aceptable pensar que los muertos y víctimas de la violencia pueden solucionar una crisis política y garantizar un futuro de paz y prosperidad en Nicaragua».

Además: Daniel Ortega y Rosario Murillo le declaran la guerra a la Iglesia Católica nicaragüense

El pronunciamiento del nuncio se da cuando fuerzas paramilitares y antimotines de la Policía realizan este martesun brutal ataque en contra de la población del barrio de Monimbó, en Masaya, que es símbolo de la resistencia ciudadana que exige la renuncia de Ortega y el adelanto de las elecciones.

«Quisiera expresar en nombre del Santo Padre y de la Santa Sede mi profunda preocupación por la grave situación que se está viviendo en el país», lamentó el nuncio Sommertag.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: