Caruna no perdona a socios de cooperativas y cobra buses rusos

LA PRENSA ha tenido acceso a varias notificaciones de cobro que han sido extendidas por Caruna, donde aparece el número de préstamo, la fecha en que tocaba abonar, los días en mora y el total a pagar.

Caruna

Para la historia. Un acto público realizado en Managua, donde se entregan buses rusos a socios de cooperativas. LAPRENSA/ARCHIVO

El Gobierno utiliza los buses del Transporte Urbano Colectivo (TUC) de Managua para movilizar personas a sus actividades partidarias y los socios de cooperativas muestran anuencia; pero desde la Caja Rural Nacional (Caruna) no se perdona ningún atraso en la cuota de los buses rusos.

LA PRENSA ha tenido acceso a varias notificaciones de cobro que han sido extendidas por Caruna, donde aparece el número de préstamo, la fecha en que tocaba abonar, los días en mora y el total a pagar, además de un aviso de que el atraso afecta el récord con la institución.

Al recibir las notificaciones de cobro, algunos socios de cooperativas que recibieron buses rusos manifestaron su descontento “no porque nos cobren, porque sabemos que no son regalados sino porque no tienen conciencia de cómo le hemos ayudado al partido y que la situación actual del país es crítica. Deberían de darnos prórroga”, indicó un cooperado.

Renovación de la flota

De acuerdo con el Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), esta flota es de 835 buses y según sus registros, 350 son marca Dina y comprados en México, mientras los restantes 485 son rusos y fueron entregados al gobierno nicaragüense en el marco de cooperación por las relaciones que mantienen.

En junio de 2009 se realizó la primera entrega de los buses. Fueron 110 rusos y así continuó hasta completar la renovación de toda la flota del TUC en marzo de 2013.

Trato diferente con los Dina

Pero mientras se presiona para que paguen los que recibieron unidades rusas, a los que tienen Dina se les ha concedido dos meses de gracia —julio y agosto— por la crisis sociopolítica que atraviesa el país.

Con esta consideración, el depósito por los Dina —que se realiza a una cuenta del Irtramma y el dinero fue prestado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)— se hará dentro de dos meses y no habrá mora ni afectará el récord crediticio.

Difuso retiró publicidad y no pagó

Mientras tanto los socios que tienen buses rusos y mexicanos dejaron de percibir ingresos por la publicidad en el exterior de las unidades, a raíz de la crisis.

La empresa Difuso, que pertenece a la familia Ortega-Murillo, retiró los rótulos y no pagó a nadie, “solo que no podemos reclamar porque como ellos controlan todo, fácilmente nos quitarían los buses y la concesión por solo reclamar. Mejor quedamos callados”, dijo un socio de cooperativa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: