Viernes de ayuno y oración de exorcismo en Nicaragua

Conferencia Episcopal de Nicaragua llamó a los nicaragüenses a ayunar este viernes y a rezar la oración de exorcismo a San Miguel Arcángel.

La imagen de Jesús de la Divina Misericordia traído desde Polonia recibió cuatro disparos y otra bala se alojó en el Sagrario del Templo. LA PRENSA/U.MOLINA

Este viernes en los templos católicos del país se rezará la oración de exorcismo a San Miguel Arcángel y se ofrecerá el día de ayuno, “en acto de desagravio por las profanaciones realizadas estos últimos meses contra Dios”.

Ese es el llamado que hizo la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) mediante un mensaje pastoral emitido el pasado 14 de julio.

Monseñor Miguel Mántica explicó que la oración fue propuesta por el papa León XIII (1878-1903) y es entre las oraciones de exorcismo la más preciada por la Iglesia. “Es una oración, precisamente, para combatir el espíritu del mal que hay (…)”, indicó monseñor Mántica.

En el contexto de las protestas cívicas, que han dejado más de trescientos muertos en Nicaragua en los tres meses, desde el 18 de abril, diferentes iglesias han sido profanadas por fanáticos del Gobierno y paramilitares, quienes también han amenazado y agredido a sacerdotes en diferentes partes del país.

Recientemente, la parroquia Jesús de la Divina Misericordia, donde se refugiaban estudiantes que estuvieron atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, junto con periodistas y el mismo vicario Erick Alvarado, fue blanco de disparos, cuatro de ellos cayeron sobre un cuadro de Jesús de la Divina Misericordia.

Días antes, miembros de la CEN fueron agredidos por paramilitares y simpatizantes del partido rojinegro en la Basílica San Sebastián en Diriamba, cuando mediaban por un grupo de personas que asistían a los heridos de la represión gubernamental contra ese departamento.

Después, otras personas saquearon la Parroquia Santiago de Jinotepe. Varias mujeres le gritaron ofensas al sacerdote Eliseo Hernández que estaba en la parroquia con otros curas.

En Matagalpa, el 14 de julio, otras personas robaron el Sagrario y el Santísimo y luego lo lanzaron a la calle. Este correspondía a la capilla San Antonio, de la Parroquia Santa Lucía, en el municipio de Darío.

Lea además: Simpatizantes orteguistas saquean parroquia Santiago de Jinotepe 

Estos son algunos de los abusos cometidos en contra de las iglesias, donde no se ha tenido ningún tipo de respeto. Por su parte, monseñor Mántica expresó que la lucha de la Iglesia no es contra personas ni hombres, ni contra gobiernos, sino que la lucha de la Iglesia es contra el mal, “es una lucha espiritual”, dijo.

Así quedó la parroquia Divina Misericordia tras el ataque de los paramilitares. LA PRENSA/Cortesía

Día para reflexionar 

El mensaje pastoral, emitido por la Conferencia Episcopal de Nicaragua hace un llamado a la población a unirse a los sacerdotes en un día de ayuno (hoy viernes).

Lea además: Roban el santísimo de una parroquia de Ciudad Darío, Matagalpa y lo tiran a la calle 

“Será un llamado a todos los nicaragüenses, especialmente a los policías, militares y demás empleados públicos y a quienes su conciencia les está indicando no seguir apoyando directa o indirectamente todas estas situaciones desde el Gobierno o partido de gobierno, para que reflexionen seriamente sobre la grave y urgente situación histórica que vivimos, tomen las decisiones que su conciencia les dicte y se comprometan a defender la vida, la verdad y la justicia”, se lee en el documento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: