Obispo Abelardo Mata: Ortega «se ha vuelto como una bestia»

El religioso fue víctima de la violencia de paramilitares y seguidores de Ortega el pasado 14 de julio en la ciudad de Nindirí. El obispo dice que la Policía permitió el ataque en su contra.

Obispo Abelardo Mata, Daniel Ortega, diálogo nacional

Monseñor Juan Abelardo Mata, obispo de la Diócesis de Estelí. LA PRENSA/ Óscar Navarrete

Monseñor Abelardo Mata, miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, aseguró que el odio de Daniel Ortega ha convertido a muchos de sus seguidores en fanáticos irracionales al provocar confrontación y promover la violencia que vive Nicaragua desde hace tres meses y que ha provocado el crimen de casi cuatrocientas personas, víctimas de la represión gubernamental.

El religioso fue víctima de la violencia de paramilitares y seguidores de Ortega el pasado 14 de julio en la ciudad de Nindirí, cuando transitaba por la carretera, luego de celebrar una actividad eucarística en la ciudad de Granada. El religioso dice que la Policía permitió el ataque en su contra.

“Efectivamente, la Policía se hallaba al lado de la turba. Cuando se percatan de mi presencia, me obligan a bajarme del vehículo y se tomaron todo el tiempo para revisar papeles, aun cuando ya los habían revisado en un primer retén, medio kilómetro más atrás y catear la camioneta. Fue cuando las turbas empezaron a gritar obscenidades y a culparnos de lo que la sociedad nicaragüense acusa al ciudadano presidente: asesino y violador”, relató el jerarca católica días después de ser víctima de agresión.

Le puede interesar: Daniel Ortega acusa de golpistas a los obispos nicaragüenses en su discurso del 19 de julio

La agresión a monseñor Mata, también obispo de la Diócesis de Estelí, se suma a la que sufrieron el cardenal Leopoldo Brenes, el obispo Silvio Báez y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag por un grupo parapolicial y simpatizantes orteguistas en la ciudad de Diriamba, el pasado 9 de julio.

Turbas esperaban a Cardenal Brenes

De acuerdo con el obispo Mata, aparentemente los paramilitares esperaban al cardenal Leopoldo Brenes, quien supuestamente se dirigiría hacia Masaya a mediar para detener la violencia gubernamental, según se informó en ese momento en redes sociales.

El cardenal Brenes dijo a LA PRENSA que la información de las redes fueron rumores, ya que él no planificó ninguna visita en ese momento a Masaya.

Lea además: Atacan vehículo del obispo Abelardo Mata en Nindirí, Masaya

“Creo que la operación no estaba dirigida expresamente contra mí. Parece que esperaban al señor arzobispo, según testimonio del propio señor cardenal. El que me hayan detenido les vino como ‘plato servido en bandeja de oro’, ya que esperaban confrontación con la caravana que se estaba organizando en Camino de Oriente. El odio que han inculcado en el corazón de tanta pobre gente que le explotan su pobreza hace que estas personas se vuelvan irracionales y fanáticas”, lamentó monseñor Mata.

Al reflexionar sobre la agresión en su contra, Mata sostiene que hubiese sido “una pasada de cuentas”, al considerar que el gobierno de Ortega lo considera enemigo.

“Si mi muerte hubiese acaecido, no era algo planificado; lo que sí se hubiese dado era un ‘pasar la cuenta’ a quien consideran un enemigo número uno: un miembro de la Conferencia Episcopal”, aseguró el prelado, crítico del régimen de la pareja Ortega-Murillo.

Lea también: Obispo Abelardo Mata a Daniel Ortega: “No puede matar a todo un pueblo”

La camioneta del pastor católico sufrió severos daños por los fanáticos orteguistas, quienes actuaron a gusto y paciencia de la presencia policial, porque no hicieron nada por detener la violencia.
Monseñor Mata aseguró que “Ortega promueve terrorismo de Estado”.

“¿Qué ciudadano honesto no se siente amenazado en este terror de Estado? Todo va a la cuenta de quien, pudiendo frenar este frenesí de sangre y de muerte, no lo hace; antes bien, justifica sus acciones inhumanas. Todas las muertes, toda la sangre derramada, va sobre la cabeza de quien ilegalmente, porque contra el derecho de todos los nicaragüenses, alegando derechos humanos conculcados, se corrigió espureamente leyes constitucionales, subió al poder, robándose las elecciones”, acusó Mata.

Perdió al pueblo

Sobre las masacres que han sacudido al país y el odio en que actúa Daniel Ortega contra su pueblo y la Iglesia católica, sostiene que el caudillo actúa como una bestia.

“El que gobierna y su gabinete son servidores del soberano. El pueblo, en su mayoría, le está diciendo que ya no lo quiere como el hombre que debe presidir la República. Cuando un gobernante, con el pretexto de defender su autoridad, que en este caso es ilegal e ilegítima desde su origen, impone sangre y muerte, cada acto de latrocinio contra la dignidad de un pueblo termina por desligitimarlo cada vez más. El pueblo ya no es su pueblo y el gobernante se convierte en un bandolero usurpador”, sostuvo.

Además: Obispos de Nicaragua denuncian descrédito y amenazas de muerte de parte del Gobierno y medios oficialistas 

A su vez, monseñor Mata asegura que la actuación de Ortega es como “fruto de una obcecación de la mente y corazón: el hombre se ha vuelto como una bestia. Eso no es humano, sino fruto del dominio de las tinieblas sobre los hijos de la luz: el maligno anda suelto empujando su misterio de iniquidad”.

La promoción del odio

“El odio que han inculcado en el corazón de tanta pobre gente que le explotan su pobreza hace que estas personas se vuelvan irracionales y fanáticas”, lamentó monseñor Abelardo Mata, miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, quien recientemente fue víctima de agresión por parte de paramilitares y fanáticos sandinistas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: