Corte Suprema de Justicia descalifica a la juez destituida Indiana Gallardo

Según la CSJ, tomó en cuenta para la destitución de la juez un informe presentado por el Ministerio Público donde se queja de la doctora Gallardo por presuntamente “actuar irregular”

La juez Indiana Gallardo, ex titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua. LA PRENSA/Archivo

Mediante un comunicado de prensa, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) confirmó la destitución de la juez Indiana Gallardo, titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, argumentando que esta resolvía contra norma expresa, es decir contrario a la Constitución Política y demás leyes penales.

“La Corte Suprema de Justicia (CSJ) con fundamento en el artículo 67 numeral 2 de la Ley 501, Ley de Carrera Judicial, acordó este 18 de Julio destituir a la doctora Indiana Gallardo Fonseca, de su cargo de Juez Noveno de Distrito Penal de Audiencias de Managua”, dice la nota de prensa.

Sin embargo, es conocido públicamente que la causa de la suspensión fue haber hecho pública la audiencia, a como manda la ley, donde comparecieron tres jóvenes del Movimiento 19 de Abril de Matagalpa, acusados de crimen organizado, robo agravado con intimidación, uso de armas restringidas, secuestro extorsivo y uso de pertrechos y municiones.

Violencia quedó evidente

Durante esta audiencia, oficiales del sistema penitenciario sacaron con violencia a los muchachos de la sala y sin autorización de la judicial porque esta aún no había terminado la audiencia.

Le puede interesar: Corte Suprema de Justicia destituye a la juez Indiana Gallardo

Esto provocó reclamos y llanto de las madres de los afectados ante medios de comunicación que daban cobertura al caso.

Según la CSJ, tomó en cuenta para la destitución de la juez un informe presentado por el Ministerio Público donde se queja de la doctora Gallardo por presuntamente “actuar irregular” .

Entre las supuestas irregularidades están el cambió de la calificación jurídica de los hechos acusados por la Fiscalía, cuando el acusado admitía hechos. Además, el Ministerio Público señaló a la juez de indicar a los acusados que el abogado que tenían no servía y recomendaba a otros abogados privados, quienes recibían trato preferencial en dicho juzgado.

Lea además: Daniel Ortega: Expediente de manipulación de la justicia

En el mismo informe, la Fiscalía se quejó que la juez interrogaba a las víctimas como si estuviese en juicio, extralimitándose en sus funciones y dictando sobreseimientos únicamente con lo expresado por la víctima, lo que es un procedimiento anómalo. También mencionaron un caso de homicidio imprudente.

Lo extraño del caso es que todas esas supuestas acciones contra ley expresa podían corregirse si acaso estaban erradas, mediante los recursos que estable la ley, entre ellos el recurso de apelación y el superior jerárquico debió corregirlas.

Otro hecho evidente es que las quejas del Ministerio Público y de otros particulares tenían varios años engavetadas y se desconoce si la judicial fue llamada ante el Consejo para ejercer su legítima defensa ante los señalamientos.

Lea también: Rafael Solís, el operador político de Ortega en el poder judicial

“Con tales antecedentes, es evidente que la doctora Indiana Gallardo Fonseca sí actuó contra norma expresa, tal y como lo prohíbe y sanciona nuestra Ley de Carrera Judicial”, señala la nota de prensa.

El “pecado”

La juez Indiana Gallardo después de la actuación de los oficiales del sistema penitenciario nacional en contra de los jóvenes matagalpinos dijo que pediría un informe a las autoridades del penal de Tipitapa sobre por qué se llevaron a los reos de la sala sin su permiso, pues aún no había terminado su audiencia. Luego de este hecho, supuestamente los magistrados de la CSJ se reunieron en “un G 11” y decidieron destituirla inmediatamente, en vez de reclamar a las autoridades del Ministerio de Gobernación respeto a sus jueces en audiencia. El irrespeto de autoridades penitenciarias hacia jueces ha sido notoria en los últimos ocho años, y no obedecen las órdenes de libertad ni las órdenes de traslado de los reos a Medicina Legal.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: