Peligrosa escalada de intimidación a periodismo independiente en Nicaragua

Amenazas por las redes sociales, pintas, campañas de descrédito se han sumado a las agresiones físicas, acoso e intimidación es parte de lo que vive el periodismo independiente en el país

Amenazas dejadas en la pared de Radio Stereo Romance de Jinotepe. LA PRENSA/CORTESÍA

Las presiones contra el periodismo independiente cada día suben de tono en Nicaragua por el hecho de publicar la situación de represión que sufre la población autoconvocada que ha salido a manifestarse a partir del 18 de abril.

Amenazas por las redes sociales, pintas, campañas de descrédito y ataques se han sumado a las agresiones físicas, acoso e intimidación.

Los trabajadores de Radio Stereo Romance, de Jinotepe, se sumaron al listado de medios en la mira de los ataques. A los mensajes de amenazas que reciben constantemente a través de las redes sociales, se sumaron las pintas en la pared del local efectuadas la mañana de este martes, donde se lee «Terrorista mediático.  Plomo».

Mientras el jefe de prensa de Canal 10 de Televisión, Mauricio Madrigal, sufre una campaña de descrédito desde medios de comunicación propiedad de la familia Ortega Murillo.

Teme por su vida

Francisco Gadea, director de Stereo Romance, dijo que teme por su vida y la de sus trabajadores, pues indicó que es conocido  lo que significa «un plomo en la cabeza de alguien» y según indicó esa palabra ya se las han insistido «y las casas manchadas pues generalmente son objetivos futuros», dijo Gadea.

El 18 de julio sujetos encapuchados a bordo de motocicletas realizaron  tres disparos contra la casa de William Aragón, corresponsal de LA PRENSA, en Madriz, ubicada en el sector 23 de la ciudad de Somoto. Aragón ha sido víctima de constantes de amenazas por parte de simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Gadea, alegó que «decimos la verdad, tratamos de ser lo más objetivo posible, de hecho las cosas se cuentan como son y eso no le gusta a las personas que pusieron eso, supongo yo». Undicó Gadea, «supongo que lo que quieren es que uno tape o diga lo contrario de lo que pasó», indicó Gadea, quien señaló «la verdad se dice, si duele duele, y esa es y ha sido la postura de la radio».

La situación de acoso e intimidación contra los trabajadores de la emisora jinotepina ocurre a pesar que su director considera que practican el balance informativo, pues cuentan con varios programas manejados por periodistas de tendencia sandinista «y ellos dicen su pensar y su quehacer.  Simplemente la intolerancia está así».

La situación que sufre el periodismo independiente en el país la consideró Gadea como «totalmente caótica (…) porque no se puede ejercer el derecho a informar y ser informado y esa es una situación lamentable, o te callás o te morís o mentís y vivís y eso va contra la ética del ser humano, contra la dignidad».

Objetivo es la censura

En tanto Mauricio Madrigal, consideró que el acoso y asedio que sufre a través de espacios informativos de la familia Ortega Murillo, tiene como  propósito final   la censura.

«Lo quieren disfrazar inventando cosas. Creando falsos señalamientos incluso de acoso sexual. Yo no he acosado a nadie fue un rumor que ellos crearon hacia mi (…) no existe ni una denuncia de una sola persona que diga que yo la he acosado», alegó Madrigal, tras reiterar, «me han señalado de acosador, me sañalan que soy golpista, me señalan que recibo financiamiento de Estados Unidos, que patrocino a la derecha un sinnúmero de señalamientos, dijeron que Daniel Ortega me regaló una casa y es totalmente falso, de las mayores bajezas se puede señalar a una persona».

El problema, dice Madrigal, radica en que el periodismo, al igual que cualquier ciudadano en Nicaragua que haga uso del Poder Judicial, está en indefensión.

«¿Qué es lo que pasa?, yo no puedo hacer nada es decir no puedo recurrir legalmente porque el Poder Judicial lo tienen ellos, no le puedo ni siquiera reclamar personalmente a uno de ellos porque me va a acusar de otra cosa de intento de homicidio, de lesiones, de cualquier cosa, no te les podés ni acercar, ni decirle cuál es el problema», sostuvo el jefe de prensa del Canal 10 de televisión.

«En principio yo siento que es una manera de ejercer presión. Todo esto ellos lo han iniciado por las coberturas que tiene Canal 10, nosotros realmente no tenemos compromiso con nadie, pero que es lo que pasa si ellos quieren que el canal no cubra que hablen con el dueño, porque yo soy empleado del canal, conmigo no hacen nada (…) pueden hacer mil millones de reportajes que conmigo no van hacer nada», afirmó Madrigal, quien aclaró «yo no tengo interés en derrocar al gobierno, simplemente soy periodista y estoy cubriendo los acontecimientos».

Situación peligrosa

Gustavo Bermúdez, de la Asociación de Periodista de Nicaragua (APN), calificó de «peligrosa» la situación que enfrentan los periodistas independientes actualmente.

Lea: Asedio a periodistas independientes continúa en Nicaragua

Junto a la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), APN recopila las denuncias de la situación sufrida por el gremio.

Menciona Bermúdez que entre otros casos conocidos están: amenazas, agresiones, campañas mediáticas en las redes sociales, acusaciones directas contra periodistas independientes desde medios oficialistas con el propósito de hacer creer a la opinión pública ha tomado un rol político en el país. Los problemas están vinculados a la libertad de expresión, sin embargo, dijo Bermúdez, los periodistas poco denuncian estos hechos y presume que es por temor.

Bermúdez dijo que la situación que sufre el periodismo independiente en Nicaragua no es nada nuevo y es parte de la persecución contra los medios independientes desde los últimos once años.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su informe final sobre graves violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas sociales en Nicaragua constató que desde el inicio de las mismas, el Estado ha adoptado medidas de censura directa e indirecta y los medios de comunicación independientes «ven afectada su labor periodística tanto por la interferencia de agentes del Estado, como por la violencia ejercida por parte de terceros particulares».

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: