Una cátedra de cinismo

Si tuviera que describir en cuatro palabras su comparecencia en Fox News, yo diría que fue una cátedra de cinismo

elecciones 2019

Como era la primera entrevista que brindaba Daniel Ortega a un medio independiente en 11 años, escuché con atención la entrevista que brindó el pasado lunes 23 al periodista norteamericano Bret Baier, de la cadena Fox News, la preferida del presidente Trump, ya que para Ortega CNN seguramente debe ser la cadena de los “vandálicos y golpistas”, o sea, todo el pueblo que le adversa.

Baier hizo las preguntas que tenía que hacer como periodista profesional. Jamás hubiera pensado que era una entrevista “arreglada” ni mucho menos “editada” por doña Rosario, como circuló en las redes sociales. Todas sus preguntas fueron strikes al centro del plato, y como diría Edgar Tijerino, todas las respuestas fueron foul a las graderías.

Comenzaré con el ambiente: esta vez Ortega se hizo escoltar solo de banderas azul y blanco y no como acostumbra en los actos oficiales, de intercalarlas con la bandera partidaria, la cual es izada en los edificios públicos en señal de conquista y posesión. Pretendiendo así engañar al pueblo norteamericano de que él representa a “todo el pueblo nicaragüense” y no está imponiendo su bandera rojinegra, la que en su obsesión neofascista ha hecho prevalecer por 11 años sobre los símbolos nacionales, que ahora ni que se empecine en recuperar, lo logrará.

Si tuviera que describir en cuatro palabras su comparecencia en Fox News, yo diría que fue una cátedra de cinismo, definido este como “actitud de la persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación”.

Por increíble que parezca para Ortega los únicos muertos que cuentan son los 20 policías, no ha habido ningún muerto en una protesta cívica, ya no se acuerda del 30 de mayo, cuando 18 manifestantes fueron asesinados por francotiradores apostados en el Estadio Dennis Martínez.

Descartó adelantar las elecciones porque ello produciría “inestabilidad” en el país y si llegara a fallecer, su vicepresidenta ya está allí para sustituirlo. Los grupos paramilitares no son controlados o financiados por su gobierno, pero hay otros que son financiados por “fuentes externas” que no mencionó.

Solo el mismo día lunes, la ANPDH reportó 758 denuncias de desapariciones, es decir, detenciones ilegales y para Ortega no hay presos políticos. No ha atacado a la Iglesia católica y ningún manifestante ha muerto en un templo católico, como si no vimos como quedó pasconeada con armas de grueso calibre la iglesia de la Divina Misericordia en la que murieron dos estudiantes por falta de atención médica luego de un sitio de 15 horas. Tampoco ocurrió la agresión a los obispos en Diriamba.

Escuchando su entrevista, si realmente él cree lo que está diciendo y no es cinismo, tanto más peligroso, porque estamos frente a una persona, que a como han señalado otros, está viviendo en una burbuja, en un mundo diferente de ensueño llamado “El Carmen”.

El autor es periodista, exministro y exdiputado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: