Amigos y familiares entierran a uno de los jóvenes asesinado en el barrio Sandino, en Jinotega

El nicaragüense José Benito Rodríguez, de 34 años, fue enterrado dos días después de haber fallecido porque su mamá estaba fuera del país

“Hoy en mi cuerpo no corre sangre en mis venas, solo corre “Veneno”. Es un mensaje que se ha viralizado a manera de homenaje al mayor de los tres asesinados por la policía la madrugada del lunes. LAPRENSA/Cortesía

Amigos y familiares enterraron este jueves a José Benito Rodríguez, de 34 años y padre de cuatro menores de edad, asesinado el lunes por policías y paramilitares orteguistas, que aún resguardan el barrio Sandino, en Jinotega. 

Rodríguez, quien fue parte del Ejército de Nicaragua, fue enterrado dos días después de haber fallecido porque esperaban a su mamá que estaba fuera del país.

La víctima vivía en el barrio Roger Hanguien, de Jinotega. Sin embargo, por ser autoconvocado y amigo de los jóvenes del barrio Sandino, llegó a apoyarlos la noche del domingo, cuando la Policía Nacional y paramilitares, bajo las órdenes del Comisionado General Marvin Castro, llevaron a cabo la “operación limpieza”.

Lea además: Policía Nacional detiene a cinco pobladores en Jinotega y los señala de “actos de terrorismo”

“No hicimos nada, no gritamos, llevábamos las banderas blancas, la familia de «Veneno» (como le llamaban a Rodríguez) pidió que no hiciéramos consignas para despedirlo en paz. Había gente en sus motos que pitó y nosotros aplaudimos. Él es nuestro héroe y así lo vamos a recordar todos los jinoteganos, porque nos ha dolido cómo lo mataron junto a los otros muchachos” mencionó una de las mujeres que asistió al entierro.

Puede leer: Tres muertos y veinticinco heridos tras ataque de paramilitares en el barrio Sandino

Pese al temor de la población por el ataque que ocurrió el miércoles durante el entierro de Leyting Chavarría Pérez, el sepelio de Rodríguez fue multitudinario. El féretro del exmilitar fue acompañado por el sacerdote Eliar Pineda Úbeda.

Se sienten inseguros

Los habitantes del barrio Sandino han expresado sentirse inseguros por la presencia de paramilitares y antimotines en el sector. “Es una cacería de brujas, se llevaron a los muchachos, andan de casa en casa sacándolos también, a ellos los torturan, los van a matar, nos dijeron que en la poza del barrio había unos cuerpos, pero la policía no deja pasar y está desde el cerro viendo, hasta con granadas andan.” mencionó una pobladora del barrio Sandino que por seguridad no quiso identificarse.

También: Policías y paramilitares desmontan barricadas del barrio Sandino, en Jinotega

Los pobladores del barrio denunciaron además que por las noches, los paramilitares hacen rondas apuntando con focos y con sus armas hacia sus casas. 

“Nos balearon la casa, a la vecina le quebraron la cocina con una bala. Si mira nosotros tenemos casas de todo tipo, de madera, de bloques y de zinc. Tengo miedo que nos vuelvan a disparar, me da miedo y ganas de llorar cuando paso donde mataron a Brayan y a Leytin, él era amigo de nosotros y jugábamos” comentó un niño de 10 años.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: