Miles de ciudadanos huyen del terror del régimen orteguista en Nicaragua

Gobierno de Costa Rica recibió en dos meses 14 mil solicitudes de refugio. Represión causa desplazamiento forzado

Pobladores llegan de madrugada a la Dirección General de Migración y Extranjería para tramitar sus pasaportes. LA PRENSA/C.VALLE

La brutal represión de la Policía Nacional y los paramilitares del régimen de Daniel Ortega, durante cien días de protestas ciudadanas, está causando el desplazamiento forzado de miles de nicaragüenses hacia otros países, para huir de la violencia que grupos paramilitares han impuesto en todo el país o de ser criminalizados judicialmente por apoyar las manifestaciones en contra de Ortega y su esposa.

Lea además: Aumenta la solicitud de pasaportes en Carazo por la crisis en el país

Según organismos de derechos humanos locales, Costa Rica, Panamá, España y Canadá serían los destinos hacia donde están huyendo los nicaragüenses de la crisis provocada por la represión contra los ciudadanos que se atreven a apoyar las manifestaciones que exigen la renuncia de Ortega y su esposa Rosario Murillo, actual vicepresidenta.
El Gobierno de Costa Rica tiene catorce mil solicitudes de refugio de parte de nicaragüenses presentadas entre mayo y junio, según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores costarricense citados por el diario La Nación.

De acuerdo con esa información, las solicitudes de visa en mayo en el consulado de Costa Rica en Nicaragua sumaron 1,414.

El informe precisa que fueron 1,162 en junio. LA PRENSA solicitó información, desde el lunes, a las embajadas de Panamá y España sobre las solicitudes de visado de nicaragüenses para ingresar a esos países, desde abril pasado que inició la crisis, pero no hubo respuesta.

La oficina de prensa de la embajada de Estados Unidos dijo que no tienen datos sobre cuántos nicaragüenses han solicitado asilo político en ese país, debido a que en las embajadas no tramitan solicitudes de ese tipo. “Esto se debe hacer en los Estados Unidos”, indicaron.

Jóvenes son los que más quieren irse

La situación convulsa y de persecución, por parte de fuerzas del Gobierno, ha llevado a miles de nicaragüenses al desplazamiento forzado, muchos de ellos a sitios cercanos como Costa Rica, Panamá y otros países donde anteriormente no se registraba migración de forma constante como España.

Lea además: Pobladores duermen afuera de la oficina de Migración para tramitar su pasaporte

Lea Montes, del Servicio Jesuita Para Migrantes en Nicaragua, aseguró que además de personas calificadas muchos jóvenes son los que están abandonando el país y la causa que prima es la inseguridad ciudadana. Lo hacen para “salir de esta olla de presión que hay en el país en contra de los jóvenes”, afirmó.

“Los padres de familia están preocupados fundamentalmente por los jóvenes, tanto mujeres como varones, que son a los que hay que buscarles una alternativa de que puedan insertarse o estar un tiempo afuera ante esta situación tan hostil contra la juventud que hay en Nicaragua”, explicó Montes.

Por ejemplo, mencionó que, de acuerdo con lo que ha observado, los padres utilizan la opción de enviar a sus hijos a otros países como estudiantes visitantes o voluntarios en las universidades.

Puede leer: El multimillonario negocio detrás de la detención de inmigrantes en Estados Unidos

El riesgo de todo esto, dijo Montes, vendrá después cuando se intente reconstruir “todo el tejido institucional” y “necesitamos de ese bono demográfico que son los jóvenes obviamente, claro que nos va a costar mucho para que estos jóvenes retornen al país”, y para ello el Estado les deberá asegurar esa seguridad, sobre todo que su vida no va a ser violentada, así como su libertad.

En el caso de Costa Rica, el Servicio Jesuita Para Migrantes ha conocido que hay un grupo que ha salido en busca de refugio y otro que está saliendo de forma regular a buscar trabajo. Solo a Costa Rica se estima que han viajado en ambas condiciones unas 26 mil personas, según esa organización.

Muchos de estos, habían retornado en años anteriores a Nicaragua y ahora decidieron volver a ese vecino del sur a buscar opciones de trabajo o hacia Panamá. Otros buscan otras alternativas de empleo en España, Canadá, México, algunos a Estados Unidos y una tendencia a otros países europeos, que son personas que tienen un nivel de formación profesional o último año de alguna carrera universitaria.

Profunda crisis

Álvaro Leiva Sánchez, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), coincidió con que hay un alto índice de migración forzada hacia vecinos del sur, por la profunda crisis de los derechos humanos existente en Nicaragua.

Puede ver: Costa Rica centra su agenda ante la OEA en el tema de la migración

Según Leiva, él ha conocido que en las últimas semanas miles han debido viajar hacia Costa Rica, producto de la violencia, la represalia y el secuestro.

“La gente se está yendo, la gente tiene temor producto de las amenazas, por solo haber participado en una marcha ya sos una persona que te emplantillan en una lista de candidatos para que te persigan, te echen presa y te desaparezcan”, afirmó Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).