Nicaragua cumple cien días de insurrección heroica

El Gobierno se ha caracterizado por causar, a través del terror, el desplazamiento forzado y una cantidad no precisada de pobladores se ha visto obligado a abandonar el país

Managua 11 de Mayo 2018 Ciudadanos del minicipio de la Concepcion, mantienen tranques en la entrada principal en demanda de que se realiza una investigacion claro de los estudiantes y pobladores fallecidos en protesta. Foto Jader Flores/ LA PRENSA

Un promedio de tres nicaragüenses por día han sido asesinados en el país producto de la represión gubernamental, al cumplirse cien días de resistencia pacífica.

Las cifras varían en los reportes de las organizaciones de derechos humanos locales, pero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), adscrita a la Organización de Estados Americanos, publicó ayer en su cuenta de Twitter su último dato: 295 fallecidos en las protestas en Nicaragua.

En el mismo tiempo, más de dos mil personas fueron lesionadas, más de 750 secuestrados y una cifra no precisada de detenidos durante la represión del Estado a un pueblo que pide justicia y democracia.

Puede leer: Nueve preguntas para entender la crisis en Nicaragua

El Gobierno se ha caracterizado por causar, a través del terror, el desplazamiento forzado y una cantidad no precisada de pobladores se ha visto obligado a abandonar el país ante la persecución reinante.

La escalada de violencia que sufre Nicaragua llevó la semana pasada a la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), de la que forma parte el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), a emitir un comunicado en el que solicitan al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, pronunciarse con firmeza frente a la represión del Gobierno.

De hecho, el 17 de julio pasado, Guterres, en una visita a Costa Rica, cuestionó el “uso de la fuerza letal” del Estado contra los ciudadanos.

El recrudecimiento de la represión ha incrementado en los últimos cincuenta días, en los que el número de asesinados pasó de 127 muertos a 295, según la CIDH.

La relatora de país de ese organismo, comisionada Antonia Urrejola explicó en su cuenta de twitter que la cifra la han venido actualizando desde su visita al país en mayo pasado, cuando reportaron inicialmente 76 muertos. Luego el número ha venido aumentando, mientras la organización ha reiterado sus llamados al presidente Daniel Ortega para que cese la represión.

La cifra del Cenidh

El Cenidh coincidió con la cifra que durante las protestas registran 295 asesinatos, dos mil heridos, centenares de detenidos ilegalmente acusados de terroristas y familias desplazadas por el terror impuesto.

El secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva Sánchez, explicó que, según sus registros, los asesinatos ya superan los 370.

Mientras Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que esa organización contabiliza 309 muertes, entre los que incluye a 22 policías.

Según Leiva, durante este período ha prevalecido la violación a los derechos humanos de los nicaragüenses.

Justicia arbitraria

De acuerdo con el abogado de la CPDH, Julio Montenegro, durante este período se han incrementado las arbitrariedades en el sistema de justicia.

Lea además: 24 muertos dejó “Operación Limpieza” de policía y paramilitares en Carazo, reporta el Cenidh

Montenegro dijo que las anomalías empiezan con las detenciones, pues en su mayoría han sido realizadas de forma arbitraria, basados en secuestros ejecutados por paramilitares y detenciones ilegales de la Policía, y que, pese a los recursos de exhibición personal, permanecen encarcelados después de las 48 horas establecidas por la Constitución Política de la República, siendo remitidos a los tribunales hasta seis días después de la captura.

Lo peor, dijo Montenegro, es la situación “casi cotidiana” de indefensión en que han sido dejados los detenidos pues han sido llevados a audiencias sin siquiera contar con un defensor público o de oficio, “totalmente a manos de la acusación fiscal, que les atribuyó un ilícito que no se cuestionó”.

Montenegro añadió que muchas veces a los abogados no les dicen a qué juzgados llevan a los detenidos, o los conducen a salones donde solo pueden ingresar fiscales, defensores públicos y el judicial.

Para el abogado, las audiencias son ilegales e irregulares. Asimismo informó que en el caso del campesino Medardo Mairena, acusado de terrorismo por el Estado, él dijo que tiene información que “es objeto de golpiza”, por parte de una persona a quien solo identifican como Carlos alias el Chacal.

Puede interesarle: Más inconsistencias en el caso del periodista asesinado Ángel Gahona

Agregó que el sistema de justicia se suma a la criminalización a estas personas que hacen las fuerzas policiales y paramilitares cuando dan persecución a los manifestantes.

Un ejemplo usado por Montenegro es el caso del mismo Mairena, a quien la Fiscalía le ha endilgado el apodo de “el Delegado” .

Mairena, Pedro Mena junto con ocho personas más, son acusados de ser los coautores de al menos nueve delitos entre los que destacan, además de terrorismo, crimen organizado y asesinato

Aumentan presos políticos

Durante los tres meses de protesta pacífica han sido acusados y procesados 137 personas distribuidas en 34 expedientes. Los delitos más frecuentes son: terrorismo, crimen organizado, secuestro, incendio, asesinatos, entre otros delitos, en los juzgados de Managua, Granada, Estelí y Jinotepe, principalmente. La mayoría de los acusados son estudiantes y seis de ellos adolescentes.

Este dato es confirmado por la Comisión Permanente de Derechos Humanos, quien presta el servicio de defensa gratuita. Hay expedientes donde de una vez acusan hasta 14 personas, tal es el caso en Estelí, donde la Fiscalía los identifica como “los Chapulines” a quienes estuvieron en el tranque sur de esa ciudad, haciéndolos ver como delincuentes. También está el caso de los diez estudiantes de que estaban atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) Managua.

Aunque los primeros cinco reos políticos fueron presentados en los juzgados de Managua el 23 de abril, en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, por el asesinato de Roberto Carlos García Paladino, en el barrio El Paraisito; la mayoría de acusaciones fueron presentadas por el Ministerio Público entre junio y julio de 2018.

“Hay gran cantidad de denuncia ante el Ministerio Público contra policías y paramilitares. Esto evidencia que hay dos clases de nicaragüenses el que tiene inmunidad para delinquir y asesinar y el que solo por portar una bandera azul y blanco lo matan y procesan”, afirmó el asesor legal de la CPDH, Pablo Cuevas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: