Crisis en Nicaragua afectará al Plan Maestro de la ciudad de Managua

En agosto se cumplirá un año que la cooperación japonesa presentó junto a la Alcaldía de Managua el Plan Maestro de Desarrollo Urbano, mismo que desde junio pasado debería estar en ejecución

Plan Maestro para Managua

En los últimos años se han construido varios edificios , pero todavía no son suficientes para lo que se requiere, LAPRENSA/ARCHIVO

En el próximo mes de agosto se cumplirá un año que la cooperación japonesa presentó junto a la Alcaldía de Managua el Plan Maestro de Desarrollo Urbano, mismo que desde junio pasado debería estar en ejecución, según las mismas autoridades municipales.

Pero debido a la crisis del país, que hoy cumple 101 días, el Plan Maestro, que representa una oportunidad para que la capital crezca de forma ordenada y sostenible para el futuro, se atrasará en su ejecución al ser otra la prioridad de la comuna capitalina.

Carlos Bonilla, concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), reconoció que para la municipalidad hay otros temas prioritarios, además que se necesitan recursos para ponerlo en marcha y por la complicidad con la Policía para reprimir las protestas será difícil que organismos internacionales quieran apoyar.

“Sería una lástima que no se desarrolle el Plan Maestro porque es una gran oportunidad, que beneficia a la población en general”, lamentó Bonilla, quien señaló como responsable al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

El Plan Maestro fue elaborado por los japoneses durante 18 meses y sus ejes principales son: transporte masivo, uso de suelo y vialidad. Su ejecución debería iniciar en este segundo semestre del año y concluir en el año 2040.

Oportunidad de oro para Managua

La ciudad de Managua es frágil ante los aguaceros y sismos; sumado a eso ha tenido un crecimiento desordenado durante varias décadas, que empeora la situación.

Expertos japoneses y urbanistas nicaragüenses han coincidido que la capital no puede continuar creciendo de forma desordenada, porque la vuelve más vulnerable y aumenta los gastos en el mantenimiento.

Crecimiento vertical es clave

Un aspecto importante para la sostenibilidad de Managua es que crezca de manera vertical y no se siga expandiendo a los lados, porque se impermiabilizan los suelos, al perder la zona boscosa, y crece la demanda de invertir en servicios básicos, que también deben de recibir mantenimiento.

También que en la estación lluviosa la frecuencia de inundaciones es cada vez mayor, porque el agua se escurre y la red de drenaje pluvial colapsa por ser insuficiente, obsoleta.

En los primeros seis meses del 2018 se debieron aprobar las normativas que facilitarían el desarrollo del Plan Maestro de Desarrollo Urbano. Esto no ocurrió.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: