Apoyo ciudadano masivo a obispos de Nicaragua

Durante la marcha de este sábado, los diez miembros de la Conferencia Episcopal no llegaron a la manifestación, mientras los feligreses cargaban mantas con su foto

Manifestantes en en Paso a Desnivel de la Centroamérica. LAPRENSA/O. Navarrete

Cientos de feligreses católicos, ciudadanos autoconvocados y miembros de movimientos sociales, incluso feministas, marcharon este sábado en Managua para demostrar su apoyo a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

La movilización ocurrió en el momento en que están bajo ataque del gobierno de Daniel Ortega y la seguridad de los religiosos católicos está en riesgo tras su respaldo decidido a la ciudadanía frente a las violaciones a derechos humanos, perpetradas por el Ejecutivo.

Lea además: Así te contamos la marcha y el acto ciudadano en apoyo de los obispos de Nicaragua

En reiteradas ocasiones, los obispos de Nicaragua han pedido el cese de la represión a Ortega y a su esposa Rosario Murillo desde hace tres meses, cuando iniciaron las protestas de los ciudadanos. Sin embargo, la respuesta ha sido brutal y el ataque a la ciudadanía ha dejado un saldo de más de 440 muertos desde el pasado 19 de abril, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

Durante la marcha de este sábado, los diez miembros de la Conferencia Episcopal no llegaron a la manifestación, mientras los feligreses cargaban mantas con su foto y mensajes en los que le agradecían su ayuda al pueblo.

Lea más en: Orteguismo ordena barrida de personal en hospital regional de Jinotepe, Carazo

Uno de los casos de agresión más dura contra el clero ocurrió el pasado 9 de julio, cuando los obispos llegaron a rescatar a un grupo de personas que estaban siendo acechadas por simpatizantes del gobierno de Ortega en la Basílica de San Sebastián, en Diriamba, Carazo, y fueron agredidos tanto el cardenal Leopoldo Brenes, el obispo auxiliar Silvio Báez y el nuncio apostólico.

La marcha para respaldarlos, y a los sacerdotes en general, fue desde la rotonda Jean Paul Genie hasta la Catedral Metropolitana.

Enviaron mensaje

Frente a la catedral fue colocada una tarima, donde monseñor Carlos Avilés habló en representación de la Conferencia Episcopal al finalizar la marcha y transmitió un saludo de parte de Brenes, Báez y demás obispos.

La marcha de autoconvocados en Matagalpa se realizó para conmemorar los primeros 100 días de protestas en Nicaragua. LA PRENSA/ LUIS EDUARDO MARTÍNEZ
La marcha de autoconvocados en Matagalpa se realizó para conmemorar los primeros 100 días de protestas en Nicaragua. LA PRENSA/ LUIS EDUARDO MARTÍNEZ

También lea: Matagalpinos conmemoran los primeros 100 días de protestas en Nicaragua

En el mensaje, leído por monseñor Avilés, los obispos llamaron a no caer en provocaciones; reiteraron que “los templos siempre van a estar abiertos para todo el que tenga necesidad”.

A favor del diálogo

“Siempre la Iglesia va a ser opción por el diálogo, por la palabra, por hablar, por solucionar los problemas hablando, con uso de razón y no con uso de violencia. Por eso la Iglesia, aunque salga mal trecha o que la critiquen, siempre su opción es por el diálogo, para que las personas se entiendan hablando”, manifestó Avilés.

Le puede interesar: Chinandeganos rechazan en las calles los asesinatos durante las protestas en Nicaragua

Los obispos participan como mediadores del Diálogo Nacional entre el gobierno de Daniel Ortega y representantes de la sociedad civil, para buscarle una salida pacífica a la crisis. Sin embargo, se estancó porque el Gobierno aumentó la represión contra las protestas civiles.

Los párrocos de Masaya, Diriamba, Jinotega, Matagalpa, León, Jinotepe, Managua y en otras ciudades han mediado para que cesen los ataques de la Policía y los paramilitares. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE
Los párrocos de Masaya, Diriamba, Jinotega, Matagalpa, León, Jinotepe, Managua y en otras ciudades han mediado para que cesen los ataques de la Policía y los paramilitares. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

El pasado 19 de julio, Ortega acusó a los obispos de Nicaragua de quererle dar un golpe de Estado a su gobierno, debido a que lo han señalado de ser el responsable de la represión, que ejecuta la Policía y fuerzas paramilitares. “Yo pensaba que eran mediadores, pero no, estaban comprometidos con los golpistas. Eran parte del plan con los golpistas”, dijo Ortega.

Puede leer más en: Médicos y pobladores realizan la “marcha de la burla” en León

Además de devotos y simpatizantes de los obispos, en la marcha también participaron las organizaciones estudiantiles, representaciones indígenas, las Madres de Abril y movimientos feministas.

Ariana Mcguire Villalta, feminista y miembro de la coordinadora universitaria, manifestó que están unidos por la demanda de justicia social, que es una prioridad en este momento.

La marcha en Managua concluyó en la Catedral Metropolitana. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE
La marcha en Managua concluyó en la Catedral Metropolitana. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

“Reconocemos que en su papel de mediación en el diálogo nacional (los obispos) han hecho un trabajo excelente. Los obispos han arriesgado sus propias vidas para defender y apoyar a chavalos que se encontraban en situaciones graves”, dijo Mcguire.

También lea: Pobladores autoconvocados marchan en Estelí en apoyo a obispos de Nicaragua

Ciudadanos de distintos sectores sociales también marcharon en Matagalpa, al norte del país, exigiendo también justicia.

Sandinistas marchan por Hugo Chávez

El gobierno de Daniel Ortega realizó una contramarcha a la misma hora que estaba convocada la manifestación de apoyo a los obispos de Nicaragua, pero en diferente ruta en Managua.

La participación en la contramarcha orteguista fue baja. LA PRENSA/ MANUEL ESQUIVEL
La participación en la contramarcha orteguista fue baja. LA PRENSA/ MANUEL ESQUIVEL

La contramarcha se realizó en la Rotonda Universitaria —hace dos semanas todavía tomada por estudiantes de la UNAN-Managua y “limpiada” a punta de balas por paramilitares del gobierno orteguista— y culminó en la Rotonda Hugo Chávez.

Aunque inicialmente los medios de comunicación oficialistas anunciaron que sería una caminata por la justicia, a última hora se convirtió en la conmemoración del 64 aniversario del natalicio de Hugo Chávez Frías, el difunto presidente de Venezuela, que fue benefactor del régimen de Ortega. En la caminata oficialista participaron tomatierras.