Congresistas estadounidenses solicitaron a Trump reactivar el TPS para Nicaragua

El Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) fue concedido en 1999 y está previsto para terminar en enero de 2019.

El congresista republicano Mario Díaz-Balart dio a conocer en Twitter el documento presentado a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.

Siete miembros del Congreso de Estados Unidos solicitaron al presidente Donald Trump que «reconsidere su decisión de dar por terminado el Status de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) designado a Nicaragua», cuya expiración está prevista para el 5 de enero de 2019.  Y exhortaron a extender rápidamente el TPS para el país, dadas las condiciones críticas e inestables que los nicaragüenses atraviesan.

La petición, firmada el pasado 26 de julio, fue dada a conocer la mañana de este domingo por el congresista republicano Mario Díaz-Belart, quien la publicó en su cuenta oficial de Twitter.

Lea: Estados Unidos afirma que las elecciones anticipadas son la única salida a la crisis de Nicaragua

Para los congresistas firmantes, es responsabilidad de Trump reconsiderar la finalización del TPS debido a que en Nicaragua «la violencia y los disturbios continúan empeorando». » Como usted sabe, el 18 de abril, los nicaragüenses empezaron a protestar pacíficamente contra el Gobierno de (Daniel) Ortega, exigiendo el restablecimiento de sus derechos ciudadanos. En respuesta, Ortega ha desatado su Policía Nacional y turbas progubernamentales armadas, matando a cerca de 400 personas e hiriendo a más de dos mil, además de los muchos nicaragüenses que continúan presos y desaparecidos. A la luz de esta violencia intolerable, creemos que los nicaragüenses que residen legalmente en Estados Unidos no deben ser enviados  a esas inestables condiciones «, señala el documento presentado al presidente de Estados Unidos.

Además: Senador Marco Rubio: Crisis en Nicaragua representa una amenaza a la seguridad de EE.UU.

Por lo tanto, expresaron los congresistas, «le solicitamos (al presidente Trump) considerar las precaria situación en Nicaragua y, en concordancia con todas las leyes y regulaciones aplicables, reconsiderar su decisión de finalizar el TPS para Nicaragua». «Los Estados Unidos tienen la responsabilidad de proteger las libertades fundamentales de todos los individuos, incluyendo la de la seguridad. Y creemos que sería irresponsable para los Estados Unidos enviar a esos individuos a Nicaragua para enfrentar la violencia, el caos y la represión», subrayaron.

Entre los congresistas firmantes se encuentran Mario Díaz-Belart y la también republicana Ileana Ros-Lehtinen, una de las principales voces críticas del régimen de Daniel Ortega dentro del Congreso estadounidense y gracias a cuyas solicitudes se han sancionado a funcionarios del entorno del gobernante sandinista, bajo acusaciones de corrupción y violación a los derechos humanos.

Podría interesarle: Estados Unidos descarta «en este momento» una intervención militar en Nicaragua 

Sobre el TPS

El Status de Protección Temporal (TPS) forma parte de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de Estados Unidos. Ha servido para garantizar seguridad a los extranjeros que no pueden regresar a sus países de origen debido a violencia, desastres por fenómenos naturales y otras condiciones  extraordinarias. A Nicaragua le fue concedido el TPS en 1999, tras los daños devastadores ocasionados por el Huracán Mitch.

El TPS permitió que alrededor de 5,000 nicaragüenses pudieran vivir y trabajar en Estados Unidos. Sin embargo, la administración del presidente Donald Trump ha decidido que Nicaragua ya no califica para el TPS, basándose en que ya no existen las condiciones por las que le fue concedido el estatus, en 1999.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: