CPDH: Jóvenes son las principales víctimas de la represión de Ortega

El período de represión contra manifestantes ha estado caracterizado por la violación de los derechos humanos, donde ha prevalecido la tortura e incluso violaciones sexuales contra detenidos; según Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH

Los policías al igual que lo paramilitares manejan armas de alto calibre. LAPRENSA/AFP

Un 56 por ciento de las muertes registradas durante más de tres meses de represión en Nicaragua eran personas menores de 30 años: de las 300 personas asesinadas, 90 por ciento falleció por heridas causadas con arma de fuego, resalta un informe de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Sobre las muertes que el presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega, asegura que únicamente son 195 muertes, el funcionario de la CPDH, Denis Darce, aclaró que en su listado han identificado que las víctimas han estado en la protesta y asesinadas o fueron perseguidas y asesinadas en esas circunstancias.

Igualmente Darce dijo que hay intención del gobierno por deslegitimar el trabajo de las organizaciones defensoras de derechos humanos, así como manipulación del Gobierno para ocultar los alcances de la represión, como por ejemplo, al  menos la mitad de los denunciantes dijeron que desde el Instituto de Medicina Legal (IML)  o la Policía Nacional los presionó para que no denunciaran los crímenes, otros que temían hacerlo.

Este período ha estado caracterizado por la violación de los derechos humanos, donde ha prevalecido la tortura e incluso violaciones sexuales contra detenidos; según Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH.

De derecha a izquierda, Marcos Carmona, secretario de la CPDH, Denis Darce y Julio Montenegro. LA PRENSA/E. ROMERO

Además de las muertes la CPDH reportó  2,021 heridos, otras 1,250 personas han sido detenidos, de estos hay nueve menores en edades comprendidas entre 15 y 17 años, una buena parte de los detenidos ha sufrido torturas y pese a amenazas setenta de estos han denunciado luego de haber sido dejados en libertad así como otras 120 personas están desaparecidas, que falta saber qué pasó con ellas.

Fechas más sangrientas

Los días considerados «más sangrientos» de la represión fueron el 8 de julio cuando se combinaron acciones de represión en Carazo y Masaya cuando, fallecieron 19 personas, seguido del 30 de mayo donde solo en Managua fueron asesinadas 12 personas y 18 a nivel nacional y el 20 de abril cuando registran 17 muertes y el 21 de abril 14 personas.

El nivel de mortalidad mensual durante esta crisis, en 13 días de protesta de abril hubo un promedio de 4.2 personas muertas por día, «fue el mes más triste, más doloroso», dijo Denis Darce,  quien coincidió con otros analistas en cuanto a  que en  Nicaragua ha sucedido una masacre a un ritmo superior a la registrada en Venezuela, donde el año pasado en cinco meses fallecido 150 personas víctimas de la represión de ese gobierno.

Por tanto, aseguró Darce, en Nicaragua, «estamos hablando de un nivel de represión impresionantemente sangrienta», dijo Darce quien destacó que otra forma de represión como es la criminalización al derecho a protestar, con el acoso, persecución y amenazas a las personas que de una u otra forma han apoyado las manifestaciones, muchas veces para ser procesadas judicialmente.

«Nosotros hemos visto como se ha venido reprimiendo las protestas, hemos venido observando las detenciones ilegales por grupos paramilitares y que secuestran a las personas que participan en las protestas, sabemos que hay muchas personas detenidas que pasan más de 48 horas detenidas violentando la Constitución Política, sabemos de jueces que se están confabulados con el sistema donde están haciendo las audiencias a puerta cerrada sin derecho a la defensa», dijo por su parte Carmona.

Destacó Carmona que tanto en El Chipote como en La Modelo se practican torturas, violaciones sexuales que ha documentado y desapariciones forzadas, así como ejecuciones extrajudiciales, asedio, amenaza y migración masiva.

A la fecha esa organización brinda acompañamiento a 120 personas acusadas en los tribunales al asumir la defensa técnica de estos, que en su totalidad han sido detenidos de forma ilegal, les han   violentado sus derechos básicos en el marco del debido proceso al no contar con un abogado y, la mayoría de los detenidos han sido conducidos a los tribunales fuera del tiempo establecido.

Según Darce en el caso de las detenciones existe una situación de conspiración por parte del Poder Judicial para realizar estas audiencias de la forma más secreta posible, pues por ejemplo, la programación de audiencias preliminares  no ha sido registrada en el sistema Nicarao para de esa manera nombrar defensores de oficio.

LEA: Fiscalía acusó este fin de semana a 48 personas de terrorismo en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: