Ricardo Llopesa, era un estudioso de las obras de Darío y poetas de la vanguardia

Poeta, narrador, crítico literario, fundador del Instituto de Estudios Modernistas en España, Ricardo LLopesa es autor de la edición más erudita y crítica de Azul..., libro primigenio de Rubén Darío

Ricardo Llopesa junto al poeta Anastasio Lovo, durante la presentación de la Antología personal de Rubén Darío, en el Salón de la Estatuaria del Convento San Francisco, en Granada. LAPRENSA/ARCHIVO

Un correo electrónico de Xelo Santonja Ricart del pasado viernes 27 de julio me trajo desde Valencia, España, la triste noticia del fallecimiento de Ricardo Llopesa, el más erudito crítico de la obra dariana y de los poetas más sobresalientes de la literatura nicaragüense.

Ricardo Llopesa nació en Masaya, en 1948, donde obtuvo su título de bachiller en el Instituto Nacional Manuel Coronel Matus.

Desde 1965 emigró a España y desde 1967 se radicó en Valencia, donde contrajo matrimonio y dejó dos hijos.

Lea: A 130 años de Azul… un libro que impactó el mundo literario de Iberoamérica

Poeta, narrador y crítico literario. Fundó, fue presidente y director editorial del Instituto de Estudios Modernistas, con sede en Valencia. También fundó y dirigió la revista Ojuebuey, especializada en literatura española y centroamericana.

Llopesa se vinculó estrechamente con el mundo literario de Valencia, llegando a ser presidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Valencianos. Fue miembro correspondiente de la Academia Nicaragüense de la Lengua.

Su especialidad fue el estudio de la obra de Darío y del Modernismo. Sus ediciones críticas fueron publicadas por las editoriales más prestigiosas: Visor, Austral, Espasa Calpe, Joaquín Mortiz y Planeta.

Ediciones críticas

Es autor de ediciones críticas de Prosas Profanas (Colección Austral), Antología Personal (Joaquín Mortiz-Planeta) y Azul… (Valparaíso, 2012). El Canto Errante (Valencia).

En colaboración con José Jirón y Jorge Eduardo Arellano publicó el volumen Poesías desconocidas completas de Rubén Darío (1994), volumen del cual es editor y autor del prólogo, las notas y la bibliografía.

Lea además: Poetas alzan su voz por la patria herida

Por razones de espacio solo vamos a referirnos, en este breve homenaje a su extensa y valiosa obra literaria, a la edición crítica de Azul…, publicada por la editorial de la Universidad de Valparaíso, con prólogo de Gonzalo Rojas y epílogos de Jorge Eduardo Arellano y Juan Cristóbal Romero.

Azul…

Es la más erudita y mejor edición crítica del libro primigenio de Darío. Llopesa escribe la introducción, las abundantes y esclarecedoras notas, la cronología de la publicación de los Cuentos y poemas de Azul…, y la sección que intituló Onomástica de Azul… que enriquece la lectura del libro informando sobre los nombres mitológicos, de los personajes, los bíblicos y geográficos que Darío alude en su libro inaugural del Modernismo.

Puede también leer: Legado de Armando Incer Barquero reunió historia y cultura de Boaco

Llopesa sostiene: “El mérito excepcional del libro lo constituye la prosa de los cuentos más que la poesía. De hecho, así fue estructurado”… “La explicación de por qué es más revolucionaria la prosa que la poesía es una cuestión que tiene respuesta en la influencia que ejerce la prosa de los escritores franceses. Entre otros libros, la lectura de Lesbia (1886 de Catulle Mendès) y Avatar (1856) de Gautier”.

 

Sobre poetas de la vanguardia

En su libro El ojo del sol. Ensayo sobre literatura nicaragüense, (Editorial Instituto de Estudios Modernistas, Valencia, 2004), Llopesa emite certeros juicios sobre nuestros más destacados escritores.

Sobre Pablo Antonio Cuadra dice: “Si Rubén Darío es el poeta de lo cosmopolita, Cuadra lo es de su tierra natal, de lo nacional. Con Poemas Nicaragüenses Cuadra conquistó la identidad de lo nacional, y la identificación del pueblo mismo con la poesía”.
De Ernesto Mejía Sánchez señala su valioso aporte al cultivo del prosema y la variedad de registros de su poesía. “Con el prosema, nos dice, Mejía Sánchez introdujo una nueva concepción de la prosa poética”.

De Carlos Martínez Rivas asegura: “Invirtió la profesión de fe en la literatura para convertir su vida en materia de escritura. La insurrección solitaria fue un libro mágico, iluminado por la brillantez y asfixiado por palabra que le dio fama”. Lo califica de simbolista.

A Ernesto Cardenal le atribuye la creación de un nuevo lenguaje poético, que él llama exteriorismo. “Contra la melancolía de la poesía, Cardenal opuso la alegría de la objetividad, como emoción de los sentidos”. También opina sobre la excelencia del prosema de Francisco Valle y analiza Los raros de Darío desde la óptica de Jorge E. Arellano.

En fin, con la muerte de Ricardo Llopesa (1948-2018), las letras nicaragüenses pierden a uno de sus más altos exponentes.

Ricardo Llopesa, poeta, narrador y crítico literario, falleció a sus 70 años. LA PRENSA/Cortesía

“Ha muerto Ricardo”

En el Obituario escrito por R. Alfaro, que sobre Llopesa publicó el diario de Valencia Levante, sobre su personalidad se dice lo siguiente: “Ha muerto Ricardo Llopesa, fundador y presidente del Instituto de Estudios Modernistas; poeta y estudioso de la Poesía; enamorado de Rubén Darío y embajador en Valencia de su Nicaragua natal. Incansable agitador cultural, capaz de cualquier gesta en materia de expansión didáctica de la literatura; un hombre que ha sabido ganarse el respeto de todos los compañeros y capaz de marcar un magisterio incontestable en esta tierra tan poco dada a los respetos y los magisterios. Abrió restaurantes -era un excelente cocinero – y exploró nuevas propuestas de difusión de la Poesía, con tertulias y charlas que se hicieron célebres. Era el máximo especialista mundial en la figura de Rubén Darío, a quien profesaba una admiración sin límites”… “Le acompañaba siempre su esposa Rosa, una mujer sabiamente bohemia que es una artista de las manualidades y la vestimenta. Formaban un dúo inenarrable, digno de un libro o incluso una película; personajes entrañables y peculiares de una Valencia cultural que nunca volverá a ser la misma”.

*Escritor

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: