Despidos a personal de la salud son arbitrarios en Nicaragua

Procurador laboral José López, de la CPDH, afirma que los despidos de personal de la salud no tienen asidero legal

«Somos médicos y sufrimos de persecución por atender a nuestro pueblo que sufre la represión». Es la denuncia que hacen los médicos. LA PRENSA/Roberto fonseca 

Mientras la lista de trabajadores de la salud despedidos por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo siguen creciendo en León, Managua y Jinotepe, el procurador laboral José López, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) afirma que estas cancelaciones de contratos son arbitrarios porque no tienen ningún asidero legal.

La carta de despido entregada a los galenos dice “prescindimos de sus servicios”, como si se tratara de una empresa privada, explicó López, cuando los servidores públicos se rigen por la ley 476, Ley de carrera civil y administrativo, y los trabajadores de la salud, además se rigen por la Ley sanitaria, en ambas normativas se establece el procedimiento para despedir a un empleado estatal por justa causa.

“No hay asidero legal. Qué artículo aplicaron, de qué norma, no dicen. Además son arbitrarios porque cuando son despidos colectivos como estos, se debe pedir autorización para ello y este procedimiento no se cumplió”, explicó López.

Incertidumbre con pago de liquidación

Mientras en Jinotepe, médicos, camilleros, personal administrativo y de mantenimiento que fueron despedidos injustificadamente la semana pasada del Hospital Regional Santiago de Jinotepe, no saben exactamente cuándo recibirán su liquidación, aunque se les manifestó que podría ser entre uno o dos años.

“Yo pregunté (en el área administrativa) y me dijeron que tenía que llevar ciertos documentos para un beneficiario en el caso que yo falleciera, les pregunté en que tiempo se podría dar esa liquidación, pero me dijeron que era tardado y que se podría llevar uno o dos años”, dijo el cirujano general Julio Sánchez Salazar, quien tenía 34 años de prestar sus servicios en dicho hospital.

En caso contrario, cuando el trabajador lo que quiere es su reintegro, explicó López, que tiene 30 días a partir de su notificación por escrito del despido para ejercer acción legal ante un juez laboral. “Solo el juez a través de sentencia puede ordenar el reintegro laboral y pago de salarios caídos”, dijo el procurador.

“No nos explicaron nada, solo nos entregaron la carta, entonces yo asumo que fue un despido político, porque atendimos todas las emergencias de personas que llegaron heridas de bala, entre autoconvocados y paramilitares, nosotros somos médicos e hicimos un juramento que dice que se tiene que atender a cualquiera, independientemente de su religión, ideología política, nacionalidad o raza”, agregó el galeno.

Violaron fuero sindical

José López, procurador laboral también explicó que las autoridades del Ministerio de la Salud han violado el fuero sindical normado en el Código del Trabajo, porque han despedido a dirigentes sindicales sin el debido proceso, que pasa por autorización del Mitrab.

Bismark Antonio Ramos, quien era camillero-mensajero, es uno de ellos. “Soy miembro del sindicato Álvaro Sánchez, poseo un fuero sindical y la ley manda que cuando se vaya a despedir a un miembro, tiene que haber un proceso especial que fue violentado, porque no se cumplió”.

López refirió que ahora los sindicatos de trabajadores lejos de defender al empleado se han convertido en “verdugos y lo único que les interesa en quedarse con el 1 por ciento de la retención sindical del salario de los trabajadores”.