Galería| El colorido de la procesión de Santo Domingo

En la “traída” de Santo Domingo no se vieron figuras de la política nacional y la Policía no se integró a la multitud

Santo Domingo

FOTO: LA PRENSA/Jader Flores

En la “traída” de Santo Domingo no se vieron figuras de la política nacional y la Policía no se integró a la multitud. La Iglesia acompañó la procesión rezando el rosario para resaltar el lado religioso de las fiestas.

Santo Domingo
FOTO: LA PRENSA/ Roberto Fonseca

Óscar Ruiz, el famoso Cacique Mayor de las fiestas de Minguito, acompañó la “traída” de la imagen, a pesar de que ha estado enfermo. Lo hizo abordo de una camioneta, de la que a ratos bajaba.

Santo Domingo
FOTO: LA PRENSA/ Roberto Fonseca

Los tradicionalistas y promensantes se pintan con aceite negro, para simular a los diablitos. Son personajes que dan colorido a la celebración año con año.

Santo Domingo
FOTO: LA PRENSA/ Roberto Fonseca

En la procesión nuevamente coincidieron los verdaderos devotos, como esta señora, y los que solo llegan a beber alcohol. Pero esta vez hubo más de lo primero que de lo segundo.

Santo Domingo
FOTO: LA PRENSA/ Jader Flores

Una camioneta con parlantes acompañó la procesión desde las 6:00 de la mañana hasta que el santo llegó al barco. En ella se iba rezando los misterios, pues la Iglesia previamente repartió unos 15 mil rosarios.

Santo Domingo
FOTO: LA PRENSA/ Manuel Esquivel

En el Gancho de Caminos, del Mercado Oriental, hubo un conflicto porque una parte del gentío quería que los cargadores subieran a Minguito al barco, mientras que otra se negaba. Finalmente lo subieron.

Santo Domingo
FOTO: LA PRENSA/ Manuel Esquivel

Momentos tensos al llegar a la parroquia de Santo Domingo en Managua, cuando la multitud empezó a empujar para entrar a la iglesia junto con el santo.

Santo Domingo
FOTO: LA PRENSA/Jader Flores

Mercedes Sevilla, de 65 años, con el amigo que la acompaña todos los años a pagar su promesa  a Santo Domingo de Guzmán. Va vestida mitad cacique, mitad diablita porque paga doble promesa. Una por ella y otra por su hija Guadalupe, quien falleció hace año y medio y  poco antes de morir le encomendó que la cumpliera en su nombre.

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: