Ortega se arriesga a quedar aislado internacionalmente si rechaza ayuda ofrecida por la OEA

La comisión, creada mediante una resolución aprobada por veinte países de un total de 35, tiene como mandato verificar la situación de la crisis que vive Nicaragua

OEA, Nicaragua

La OEA aprobó la creación de “un grupo de trabajo” para Nicaragua que tendrá como misión apoyar el diálogo nacional. LAPRENSA/EFE

Daniel Ortega se está arriesgando al aislamiento internacional y a múltiples sanciones si no permite el ingreso a Nicaragua de la comisión especial que fue creada el jueves por el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), advirtió el exdiplomático José Luis Velásquez.

La comisión, creada mediante una resolución aprobada por veinte países de un total de 35, tiene como mandato verificar la situación de la crisis que vive Nicaragua, que ha dejado más de trescientos muertos debido a la represión estatal.

Lea además: Daniel Ortega enfrenta el dilema de permitir o no el ingreso al país a la Comisión Especial de la OEA

Si este rechazo se mantiene y Ortega no acepta una negociación con los integrantes de la comisión de la OEA, aprobada el jueves, Velásquez proyecta más sanciones de carácter bilateral (de país a país) y de organismos multilaterales, así como sanciones económicas, comerciales, de asistencia militar y diplomáticas.

“Estas sanciones no hay que verlas como que son cosas mínimas, como quiere aparentar muchas veces Ortega. Estas sanciones funcionan, porque tenemos el caso de que estas sanciones derribaron el régimen de la segregación racial que había en África del Sur (Sudáfrica) en los años 80, han obligado a Irán a negociar, han obligado incluso a Kim Jong-un, de Corea del Norte, a negociar. Estas sanciones te convierten en un paria internacional”, expresó Velásquez, quien fue embajador de Nicaragua ante la OEA durante el gobierno de Enrique Bolaños.

Lea también: OEA aprueba la creación de una comisión especial para mediar la crisis en Nicaragua

Para Velásquez, “ningún gobierno se puede sostener teniendo de enemigo a toda la comunidad internacional”.

Nicaragua tiene pendiente el diseño de su programa de financiamiento para el próximo quinquenio con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde el gobierno de Ortega puede tener obstáculos dado a que los países miembros de la OEA son accionistas en dicho multilateral, así como el Banco Mundial.

OEA activa por Nicaragua

El pasado 18 de julio, 21 países del Consejo Permanente de la OEA aprobaron una resolución que condenó al Estado de Nicaragua por los actos de violencia y muerte contra el pueblo nicaragüense.

Este jueves nuevamente el Consejo Permanente de la OEA fue convocado a una sesión extraordinaria, en la que veinte países aprobaron una resolución para crear una “comisión que contribuya a la búsqueda de soluciones pacíficas y sostenibles a la situación de Nicaragua”.

Lea más en: Representante del Papa en Nicaragua confía en que Daniel Ortega va a buscar la “mejor situación”

El canciller Denis Moncada, representante de Ortega ante la OEA, dijo en esta sesión extraordinaria que la actuación de la OEA es una injerencia en los asuntos de Nicaragua y aseveró que la comisión que se creará no sería recibida en el país.

Carta Democrática

Para Velásquez, los procesos que ha impulsado la OEA desde la crisis que estalló en Nicaragua, han sido una aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

Lea además: Represión en Nicaragua no ha cesado, afirma investigadora de Amnistía Internacional

La resolución de la Asamblea General de la OEA sobre Nicaragua y las tres reuniones del Consejo Permanente

“básicamente siguen la secuencia que establece la Carta Democrática Interamericana de la OEA”, según Velásquez.

Velásquez agregó que el trabajo de la CIDH, las investigaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y la próxima conformación de la comisión de países de la OEA constituyen una aplicación del protocolo que establece la Carta Democrática, aunque no lo dicen.

¿Qué dice la Carta Democrática?

El artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana establece que “en caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado Miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente”.

Puede leer: Daniel Ortega se expone a más sanciones de la comunidad internacional

Ese mismo artículo expresa que “el Consejo Permanente, según la situación, podrá disponer la realización de las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática”.

Estados Unidos ha sido uno de los países más beligerantes en presionar con sanciones económicas a funcionarios del gobierno de Ortega, a través de la Ley Global Magnitsky, para que detenga la represión contra los ciudadanos que demandan su salida del poder y adelante las elecciones presidenciales.

También: Perfil de paramilitares desmiente a Daniel Ortega

Desde que estallaron las protestas el 18 de abril, más de 300 personas han muerto por la represión policial y las fuerzas paramilitares, lo que provocó la condena de la comunidad internacional, llamados al cese de la violencia y la represión, y la insistencia de una salida pacífica a la crisis, a través de un diálogo nacional, que se mantiene estancado.

Ortega contradictorio en sus posiciones

El exvicecanciller Víctor Hugo Tinoco también opinó que la representación de Daniel Ortega se percibió “totalmente aislada” en las sesiones del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Tinoco considera que el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, quien representa al gobierno de Ortega en la OEA, asumió una posición a la defensiva en la sesión de este jueves del Consejo Permanente.

Lea: Luis Almagro: comisión especial en Nicaragua “no constituye ninguna injerencia”

El exdiplomático también valoró que el discurso de Moncada fue opuesto a la imagen que ha querido proyectar Ortega en las entrevistas a medios de comunicación internacionales.

“En la cadena Fox News, tratando de llegar a Donald Trump, Ortega le habló con un lenguaje suave y meloso, pero aquí (en la sesión permanente de la OEA, el canciller) habla con el viejo lenguaje que ya no convence mucho”, dijo Tinoco.

También: Daniel Ortega “quedó desacreditado” tras entrevistas a medios internacionales

Ortega ha dicho a los medios extranjeros que está dispuesto a aceptar a los organismos internacionales como mediadores del diálogo nacional, pero en el Consejo Permanente de la OEA, el rechazo a la comisión creada fue tajante.