Zona de Strikes: Yanquis en una misión difícil al perseguir a Boston

Los Yanquis frente al difícil desafío de perseguir a los Medias Rojas de Boston, quienes no han mostrado señales de aflojar su espectacular ritmo

Edgard Rodríguez C.

Si hay algo que desagrada a los Yanquis es estar detrás de Boston, su más enconado rival y actual líder de la División Este de la Liga Americana. Y quizá lo peor, es que, con el paso de los días, en lugar de reducir la distancia, esta se ha agrandado para su mayor frustración.

Eso explica porque los movimientos realizados por los Yanquis recientemente, se concentraron en hacer llegar a Nueva York a jugadores que han tenido éxito contra Boston, en lugar de obtener a figuras de impacto no solo en el campo, sino de atracción para las tribunas.

“No buscamos figuras llamativas, lo que queremos es que el equipo funcione”, dijo Brian Cashman, gerente general de los Yanquis. “No nos gusta la posición en que estamos. Lo que queremos es estar donde están ellos (los Medias Rojas). Son el equipo que estamos persiguiendo”, agregó.

El zurdo J.A. Happ, quien lanzaría hoy, ha sido enviado a casa por enfermedad. Pero tiene 0.84 en dos aperturas contra Boston este año. Lance Lynn, quien ocupará el lugar de Sonny Gray en la rotación, acumula 1.80 ante ellos, mientras que Zach Britton ha salvado 14 partidos.

Sin embargo, para alcanzar a estos Medias Rojas, los Yanquis van a necesitar hacer mucho más. Y no hablo de agregar más gente, sino de hacer funcionar el plantel que tienen. Claro, picheo nunca hay suficiente y por ahí les aprieta el zapato a los Yanquis.

Pero necesitan un regreso agitado de Aaron Judge y Gary Sánchez, artilleros que sostuvieron al equipo el año pasado, que despierte realmente Greg Bird y se sostengan Didi Gregorius y Aaron Hicks, lo mismo que los chavalos Miguel Andújar y Gleyver Tores.

Boston en cambio, no necesita nada más. Así como ha lucido hasta ahora, ha sido realmente impactante. J. D. Martínez y Mookie Betts han liderado un gran ataque y la rotación ha sido muy estable. De modo que la misión yanqui, no es sencilla, al contrario, es difícil pero en beisbol nunca se sabe.

Sigue a Edgard Rodríguez por Twitter: @EdRod16