El Comisionado Ramón Avellán celebra bailando su devoción a Daniel Ortega

Al igual que otros policías de línea, el subdirector de la Policía, comisionado Ramón Avellán, aparece haciendo propaganda partidaria con el estribillo "Daniel aquí se queda"

Ramón Avellán

Ramón Avellán bailando una de las canciones que adula a Daniel Ortega. LA PRENSA/Captura de pantalla

Al subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Ramón Avellán aparentemente no le ha bastado congraciarse con la pareja designada por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega y Rosario Murillo, con la ejecución de una sangrienta represión contra los manifestantes autoconvocados en Monimbó, en Masaya, a partir del 18 de abril. Ahora, al igual que otros policías de línea aparece haciendo propaganda partidaria bailando el estribillo «Daniel se queda».

Masaya fue una de las ciudades, después de Managua, donde mayor cantidad de muertes cobró la represión y donde los manifestantes sufrieron mayor ensañamiento por parte de las fuerzas regulares y paramilitares.

Al abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión, no le extraña ver a un uniformado y nada menos que a un subdirector de las fuerzas públicas aparecer en un video que circula por las redes sociales, haciendo piruetas para adular de esa forma a Ortega, pese a la situación de inseguridad y luto que vive el país tras la masacre de más de 300 personas ejecutadas por la institución del orden público en acción combinada con paramilitares, de la cual él tiene parte de responsabilidad.

Y esto demuestra, según Carrión, que los policías «son soldados del partido, más que de una institución del Estado.  No se puede esperar nada (de ellos) están sesgados» , dijo Carrión.

Lea: Operativo de la Policía para sacar al comisionado Ramón Avellán deja seis muertos en Masaya

Para el defensor de derechos humanos, esta es una de las causas por los cuales la jefatura policial actúa con mucho odio contra la población manifestante autoconvocada y están llenando las cárceles, porque a los protestantes los ven como enemigos partidarios.

«En el caso de la Policía, que es una institución muy sensible, es una extensión partidaria más, porque vos vas a las unidades policiales (…) y vos encontrabas a los jefes fotografiados con el dirigente partidario como partido. Esa es una jefatura que está dominada por la voluntad del partido», afirmó Carrión.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: