Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de ANPDH, está en Costa Rica

"Como el país está en una total inseguridad ciudadana, no puedo yo exponer la vida ni mía ni de mis promotores, porque ese es el derecho humano fundamental", aseguró el activista por los derechos humanos.

El doctor Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la ANPDH, estaría fuera de Nicaragua por asuntos de seguridad. LA PRENSA/ Carlos Valle

El secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva Sánchez, viajó a Costa Rica, aunque todavía se desconoce si en calidad de migrante, asilado o de visita temporal al vecino del sur. Tampoco se conoce cuántas personas lo acompañaron.

En comunicación telefónica con LA PRENSA, Leiva prefirió no profundizar en el asedio y amenazas que aparentemente aumentaron en los últimos días, pero recordó que «las amenazas, la criminalización, la penalización en contra de los defensores de derechos humanos no viene del 18 de abril a la fecha, las amenazas y las campañas de odio vienen desde hace mucho tiempo».

«Esto frente a un gobierno que no tiene la voluntad de cumplir con su compromiso en materia de derechos humanos, esto se vino a materializar con una medida cautelares para mí y mi núcleo familiar que está vigente, pero como el país está en una total inseguridad ciudadana, no puedo yo exponer la vida ni mía ni de mis promotores, porque ese es el derecho humano fundamental», aseguró Leiva.

«Vamos a estar trabajando en función de la realidad de Nicaragua, ¿cuál es la realidad de Nicaragua? No hay seguridad ciudadana, tenemos que seguir trabajando en la promoción y defensa de los derechos humanos en el sentido de que nos permita poner en resguardo el derecho fundamental de los derechos humanos, que es el derecho a la vida», dijo Leiva, en aclaración a un comunicado emitido la noche del sábado por ANPDH donde anunciaron el cierre temporal de sus oficinas.

Según dijo Leiva, sus promotores seguirán trabajando, pero ahora lo generarán a través de las redes sociales y correo electrónico para protección de las víctimas y de sus promotores.

El presidente de la ANPDH, Roberto Solórzano, dijo vía telefónica, que él únicamente confirmó que su secretario ejecutivo ingresó a Costa Rica, más no tiene más detalles de los motivos ni la condición en que llegó a ese vecino país.

Solórzano, quien por motivos familiares también está fuera del país, afirmó a LA PRENSA que hace unos tres días se comunicó con Leiva pero desconoce hasta qué punto escaló la intimidación en su contra y la de su familia, en las últimas 24 horas.

Lea también: CIDH otorga medidas cautelares a Álvaro Leiva Sánchez y el padre Edwin Román

«Está confirmado que Álvaro está en Costa Rica, no sé si procedió por el asilo ni se con cuánta gente (viajó)», sostuvo Solórzano quien refirió que él conoció de esto porque se comunicó «con la persona que firmó su entrada y sé que está en Costa Rica y es lo único que le puedo asegurar».

No obstante, Solórzano expresó: «Yo estoy seguro que Álvaro Leiva lo que está haciendo en este instante, y lo estoy presumiendo porque no he hablado con él, lo que está haciendo es reevaluando y reformulando de cómo vamos a implementar esta defensoría».

Aunque reconoció que «para mí esto es gravísimo porque ante la decisión de la (Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos) OEA y que la mayoría de las sesiones de la OEA se basan en las violaciones de derechos humanos, esto lleva al máximo nivel la prueba ante las organizaciones internacionales y los países amigos, de que el ataque a las defensorías de derechos humanos en Nicaragua ya llegó a niveles sin precedentes en el continente americano», comentó Solórzano, tras señalar que no recuerda otro caso en América que hayan llegado al punto de perseguir a los receptores de las violaciones de derechos humanos.

Solórzano dijo que este es un indicativo que las condiciones en Nicaragua no están garantizando el derecho básico fundamental como es el derecho a la vida. Y también le lleva a pensar a él la decisión personal que tomará.

Le puede interesar: ANPDH ganadora del concurso Franco Alemán en Derechos Humanos

«Es una decisión que no he tomado en este instante», sostuvo Solórzano, quien recordó que esto demuestra que la represión gubernamental a las manifestaciones de la población alcanzó niveles sin precedentes que se ve expresado con los más de 400 personas asesinadas, a lo cual indicó, hay que sumar las 500 personas de las que aún se desconoce su paradero, lleva a presumir que la cantidad es mayor.

Resaltó que la labor de la ANPDH sobre todo durante la resistencia cívica en Masaya fue la defender los derechos humanos incluido a policías.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: