Orteguistas acechan al maratonista autoconvocado

Encapuchados mostraron un revólver e irrumpieron en una propiedad del maratonista autoconvocado para que no continúe su protesta

Alex Vanegas, de 62 años, el maratonista autoconvocado. LA PRENSA/R.FONSECA

Cuando Alex Vanegas tuvo la idea de correr una vuelta a una rotonda de Managua por cada persona asesinada en Nicaragua, nunca pensó que tres meses después la lista de muertos en el país sería tan grande como para correr un maratón. Pero su deseo de justicia es mayor que los 62 años que lleva recorridos y ahora se ha convertido en símbolo de la primera carrera 5k “Nicaragua exige justicia”.

A Vanegas lo hemos hemos visto en marchas, plantones y en toda clase de actividad de la población autoconvocada que demanda justicia para las víctimas de la represión gubernamental. Desde que corrió su primera vuelta –el 21 de abril– es blanco de amenazas y agresiones por parte de los simpatizantes del gobierno y hace algunas semanas irrumpieron en una propiedad suya agredieron a sus inquilinos.

“Al inicio me quisieron amedrentar, fueron en una camioneta sin placas a dejar una cédula mía a la casa de un familiar y le dijeron que me entregara eso, que ya me tenían ubicado. El 19 de julio llegaron cuatro encapuchados y arrancaron los portones de mi casa, como yo me dedico a rentar cuartos, a una de las inquilinas la desnudaron solo para causar temor porque ellos saben que yo no duermo ahí”, dijo Vanegas.

Le puede interesar: Don Alex Vanegas, el maratonista que pide justicia en las rotondas de Managua

A pesar del asedio de los partidarios del gobierno, este caminante asegura que no teme por su vida, pues él ya vivió suficiente y le parece incorrecto que estén asesinando a los jóvenes, el futuro de Nicaragua.

“Han tratado de doblegarme de diferentes maneras, económicamente, psicológicamente, físicamente, pero esas cosas las he ido superando y no me amedrentan. Ahí en la rotonda de Metrocentro un individuo sacó un revólver pero como yo seguí en lo mío se bajó un grandulón queriendo impresionar; entonces, el chofer de un autobús y los pasajeros comenzaron a grabar y ellos salieron corriendo”, relató el corredor.

La próxima carrera de Alex Vanegas será el domingo 12 de agosto y se la dedicará a todos los presos políticos de Nicaragua. LA PRENSA/R.FONSECA

Vanegas es un señor moreno, de estatura media y con una mirada fija. Algunas veces va con las manos atadas, la boca cubierta o simplemente corriendo hacia atrás.

“Yo trato de mostrar ni que nos amarren o nos impongan la ley del bozal nos van a detener, yo he corrido hasta en sentido contrario, retrocediendo, por que él (Daniel Ortega) nos está haciendo retroceder en el tiempo y todas sus actuaciones son al revés, no tienen sentido”, dijo Vanegas.

Este caminante también se ha convertido en fuente de inspiración para los autoconvocados que protestan contra el Gobierno. Es por este motivo que el próximo 12 de agosto realizarán una carrera para exigir justica, la jornada comenzará en la rotonda Jean Paul Genie sobre la Carretera a Masaya.

Origen del maratonista

Alex Vanegas empezó a correr cuando tenía 39 años. Primero en el parque de su barrio, en Managua, y luego en carreras que se realizaban desde Metrocentro hasta la Cuesta El Plomo. Uno de esos días conoció a un entrenador que le enseñó la diferencia entre ser un corredor de velocidad y ser un maratonista y lo invitó a llegar al Instituto de Deportes.

Le puede interesar: Estos son los rostros de las protestas de abril

Ahí entrenó durante cinco años y con la práctica alcanzó una resistencia que le permitía correr ida y vuelta entre Metrocentro y el municipio de El Crucero, a 22 kilómetros de Managua. Así estaban las cosas cuando empezó a sufrir problemas en la columna y un doctor le dijo que ya no podría seguir corriendo a ese ritmo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: