Gobierno endeudará a Nicaragua para atenuar la crisis

El Gobierno ordenó una emisión adicional de 9,035.6 millones de córdobas (equivalentes a 280 millones de dólares) en deuda, los cuales se suman a los 3,155 millones que originalmente estaban previstos

Daniel Ortega y Rosario Murillo durante un acto en Managua el sábado 7 de julio de 2018. LA PRENSA/ AFP

Daniel Ortega y Rosario Murillo durante un acto en Managua. LA PRENSA/AFP

En una medida desesperada por compensar la caída de la recaudación fiscal y la reducción del financiamiento externo y las donaciones, provocadas por la crisis desatada por la represión gubernamental, el Gobierno ordenó una emisión adicional de 9,035.6 millones de córdobas (equivalentes a 280 millones de dólares) en deuda, los cuales se suman a los 3,155 millones que originalmente estaban previstos.

Además pidió a la Asamblea Nacional que se apruebe una ley que le permitirá emitir bonos de estabilidad financiera por un monto no determinado.

Ambas acciones, más un gigante recorte presupuestario, pretenden resolver los problemas de liquidez pero elevarán considerablemente la deuda pública.

Le puede interesar: Nicaragua aumenta su endeudamiento público externo

“Se solicita que se autorice al Ministerio de Hacienda y Crédito Público la emisión de Bonos de la República de Nicaragua hasta por un monto de 9,035.6 millones de córdobas, equivalentes a 280 millones de dólares, para compensar en parte la caída de los ingresos de recaudación”, dice la iniciativa de reforma al Presupuesto General de la República enviada a la Asamblea Nacional.

De acuerdo con los anexos de dicha iniciativa, el presupuesto original contempla la emisión de 3,155 millones de córdobas en bonos y letras del Tesoro, ahora la meta es elevar las emisiones hasta 12,190.6 millones de córdobas, lo que representa un incremento del 286.4 %.

A esta emisión se sumaría la deuda que se genere mediante la Ley de Creación de Bonos de Estabilidad Financiera y del Comité de Estabilidad Financiera, que el Gobierno envió a la Asamblea Nacional para que sea aprobada con trámite de urgencia.

Lea además: Ambientalistas critican gastos onerosos en aparatos de Autoridad Nacional del Agua

Según el Ejecutivo, estos Bonos de Estabilidad Financiera servirán de respaldo “de las líneas de asistencia financiera otorgadas por el Banco Central de Nicaragua a favor de las instituciones financieras supervisadas por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, así como de la cobertura de los depositantes de conformidad a lo que establece el Fondo de Garantía de Depósitos”, revela la iniciativa de ley.

Dichos bonos se emitirán en dólar de Estados Unidos, pero serán pagaderos en córdobas al tipo de cambio oficial a plazos de hasta 25 años. “El plazo y la tasa de interés serán determinados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y podrán colocarse mediante mecanismos de colocación directa o por medio de subastas”, detalla la iniciativa.

“A partir de lo que el Gobierno hizo desde el 18 de abril el gran desafío que ahora tiene es encontrar inversionistas dispuestos a comprar esa deuda… En el mercado financiero lo principal es tener certidumbre y Nicaragua no la tiene, enfrenta una crisis que ya se volvió económica y financiera”, señaló el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri.

Lea también: Gobierno recorta ingresos y gastos del Presupuesto General de la República

Aunque considera prematuro asegurar que el Gobierno no encontrará compradores para esta deuda, Aguerri considera que no es el momento propicio para encontrar gente dispuesta en invertir el bonos del Estado, dada la incertidumbre generada por la crisis que enfrenta el país desde hace 116 días y que ha provocado cerca de cuatrocientos muertos, miles de heridos, cientos de encarcelados y desaparecidos y millonaria pérdidas económicas.

Por su parte, Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides), considera que llamarlos “Bonos de Estabilidad” representa un error de comunicación, ya que denotan una situación de inestabilidad que los bonos tratan de corregir, por tanto es un nombre desafortunado debido a que nadie invierte en algo relacionado con inestabilidad.

Aguerri y Chamorro coinciden en que ante la incertidumbre y crisis política que enfrenta el país, estos bonos pierden atractivo, ya que es muy difícil que en un contexto como el actual alguien quiera arriesgar.

Además: Sanciones a los Ortega deben ser más fuertes, según exasesor del Congreso de EE.UU.

“Los términos de esa deuda los va a determinar el mercado, entonces va a ser interesante ver los plazos y las tasas de interés que esas letras van a ser transadas. Además la colocación de estos bonos hay que verla a la luz del endeudamiento público que establece techos y condiciones en las que el Estado de Nicaragua puede endeudarse”, explicó Chamorro.

Crisis afecta bolsa de valores

Mientras el Gobierno apuesta a compensar la caída de la recaudación fiscal y el financiamiento externo a través de la emisión de más deuda pública, en julio las transacciones de la Bolsa de Valores se desplomaron por segundo mes consecutivo, desde el inicio de la crisis el 18 de abril.

También: Doce países de la OEA integran la comisión de trabajo para Nicaragua

En el séptimo mes del año, se transó 61 por ciento menos con respecto a igual mes del año pasado, aunque las operaciones del primer trimestre están ayudando a que el mercado aún se mantenga en el terreno positivo, en términos acumulados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: