Ministerio de Salud es una de las instituciones más afectadas por la reforma presupuestaria

El Minsa tendrá una reducción de 941.99 millones de córdobas que afectarán obras que enfrentaban atrasos en las licitaciones y no habían adquirido o legalizado los terrenos donde se construirán.

clínica móviles, Fetsalud, Ejecutivo, salud, politiza

LA PRENSA/ Oscar Navarrete

Con un recorte de 941.99 millones de córdobas, el Ministerio de Salud (Minsa) se convirtió en la institución más afectada por la reforma al Presupuesto General de la República. Dicho ajuste frenará proyectos que impactarán en la generación de empleo y en la construcción, que se ha convertido en una de las cuatro actividades económicas más afectadas por la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde el 18 de abril.

Aunque la justificación de la reforma es compensar el déficit provocado por la caída en la recaudación fiscal, el financiamiento externo y las donaciones, los proyectos afectados por el recorte al Minsa enfrentaban diversos atrasos.

Según la iniciativa enviada, reforma solicitada con trámite de urgencia, el Minsa tendrá una reducción de 941.99 millones de córdobas que afectarán obras que enfrentaban atrasos en las licitaciones y no habían adquirido o legalizado los terrenos donde se construirán.

Le puede interesar: Ministerio de Salud sigue en su cacería contra los médicos nicaragüenses

Entre las obras que enfrentan estos problemas están Hospital Oscar Danilo Rosales de León, el hospital departamental de Chinandega, el hospital Nuevo Amanecer de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, el centro de salud familiar Mántica, en León, y hospitales primarios de Quilalí y Waslala.

Para Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), es extraño que tantos proyectos del sector presentaran este tipo de atrasos y considera que simplemente ante la falta de recursos es más fácil reducir el gasto a través de la paralización de obras de inversión, que optar por despedir empleados con el fin de reducir el gasto corriente.

Lo grave de este recorte en las inversiones públicas, según Chamorro, “es que tendrá un impacto de segunda vuelta en la economía, siendo la construcción la más afectada, aunque todavía no se puede hacer un cálculo de cuánto será la afectación y de igual forma afectará la generación de empleo”.

Lea además: Médicos exigen que los reintegren a los hospitales públicos de Nicaragua

De acuerdo con las proyecciones de Funides, hasta junio el sector construcción registraba pérdidas de 28.5 millones de dólares y si la crisis se mantenía, podría cerrar el año con pérdidas de 77.4 millones de dólares.

Con respecto al empleo la organización calcula que se han perdido 250 mil plazas, entre formales e informales. Sobre el empleo formal, esta semana el Banco Central confirmó que durante los primeros tres meses de crisis —abril, mayo y junio— el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) perdió 86,439 afiliados.

Nueva proyección

Debido a que la reforma al Presupuesto General de la República recorta en siete mil millones de córdobas los ingresos y cinco mil millones en gastos, tendrá impacto en el crecimiento.

“Esta reforma va en la línea de asegurar una caída del crecimiento del PIB, en las estimaciones pasadas no teníamos este insumo y ahora con números más precisos vamos a tener más capacidad de cálculo”, dijo Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides.

Lea también: Médicos del mundo condenan el colapso del Sistema de Salud en Nicaragua

La organización calculó que dependiendo de cuanto se alargue la crisis el PIB puede caer este año entre 0.03 y 5.6 por ciento. El Gobierno mantiene la proyección de crecimiento en 1 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: