Tomatierras del FSLN bautizan propiedad robada como barrio 39/19

La invasión de la tierra ocurrió el pasado julio cuando pobladores organizados por secretarios políticos del FSLN se llegaron a instalar a la zona

Tomatierras de la carretera nueva a León, le pusieron barrio 39/19 a una propiedad privada. LA PRENSA/Jader Flores

Cientos de tomatierras que invadieron la antigua finca La Praga, en el kilómetro 17 carretera Nueva León, bautizaron el asentamiento ilegal con el nombre de barrio 39/19, efemérides del partido de gobierno presidido por  Daniel Ortega y Rosario Murillo, a quienes los precaristas le rindieron pleitesía en unas mantas colocadas en la tierra usurpada.

La invasión de la tierra ocurrió en julio pasado, cuando pobladores de Los Brasiles, Ciudad Sandino y Mateare, organizados por secretarios políticos y funcionarios de las alcaldías de Ciudad Sandino y Mateare, en control del FSLN gracias a los reiterados fraudes electorales, llegaron a cortar el cerco de alambres de púas y se metieron a cortar árboles y quemar maleza.

Además: Gobierno orteguista “legalizará” las tierras robadas en los últimos dos meses en Nicaragua

Desde entonces, más tomatierras han llegado a pedir su lote de tierra en la propiedad ubicada frente a los  silos de Enabas, acompañados y asesorados por miembros del partido y asistidos por funcionarios municipales que les piden cédulas y los enlistan «para legalizar los lotes», a cambio de participar en las actividades del gobierno y del partido.

Tomatierras de la carretera nueva a León, nombran propiedad privada como barrio 39/19 y con pancartas dicen «comandante se queda». Foto Jader Flores/ LA PRENSA

A este sector han llegado buses y camiones pagados por el Estado para movilizar a los precaristas a las marchas del partido y del gobierno, les han regalado plásticos negros y banderas del partido que ondean sobre los troncos de árboles cortados y quemados.

En la zona, de unas 20 manzanas de tierras a orillas de la carretera, se han levantado champas de plásticos, latas, palos y uno que otro pedazo de láminas de metal o nicalit. Los secretarios políticos y pequeños grupos de hombres queman llantas, disparan morteros y corean consignas a favor del régimen represor de Ortega y Murillo.

Además: Tomatierras gozan de agua y luz, mientras otros sectores siguen sin cobertura

Cada mañana, decenas de personas se bajan en los buses que viajan de Managua a León y viceversa, otros llegan en camionetas, motos, vehículos particulares y carretones, llevando herramientas para alzar sus precarias champas.

Tomatierras en propiedad ubicada en el kilómetro 18 de la Carretera Nueva a León, frente a entrada a El Doral. A un lado de la carretera el alambrado está adornado con banderas del FSLN. LA PRENSA/OSCAR NAVARRETE
Tomatierras en propiedad ubicada en el kilómetro 18 de la Carretera Nueva a León, frente a entrada a El Doral. A un lado de la carretera el alambrado está adornado con banderas del FSLN. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

Algunos ya han intentado conectarse ilegalmente al sistema de energía de alta tensión y con maquinarias facilitadas por las municipalidades han abierto trochas, que amenazan con extender la invasión a cinco fincas más de los alrededores, poniendo en peligro al menos 180 manzanas de tierras de privadas de uso agrícola e industrial.

En un informe publicado por la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) en julio pasado, se detalla que al 31 de julio han recibido “37 denuncias por invasión a la propiedad privada, equivalentes a 7,358.5 manzanas tomadas”.

Algunos tomatierras han colocado las banderas del FSLN,y buses del servicio público han acarreado a sus habitantes a actos partidarios. LAPRENSA/J.FLORES

Aunque en los últimos días algunos productores han logrado recuperar sus propiedades, al menos 5,705 manzanas de tierras de diversos usos permanecen tomadas por los simpatizantes del presidente designado por el poder Electoral, Daniel Ortega, que en medio de la crisis sociopolítica que enfrenta el país promueve la invasión de fincas en una clara muestra de represión contra el sector privado.

En este último informe presentado por (Upanic), se afirma que el 88 por ciento de las áreas afectadas por tomatierras corresponden a áreas destinadas para uso agrícola y pecuario, lo que traería afectaciones a la seguridad alimentaria y al empleo de miles de nicaragüenses.

En algunas de estas tierras invadidas, los precaristas reclaman la instalación de servicios básicos, como premio por haber participado como paramilitares o fuerzas de choque en la sanguinaria jornada de represión que el gobierno hizo contra los ciudadanos autoconvocados que demandan democracia, campaña de terror que a la fecha deja ya 450 personas asesinadas por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo Zambrana.

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: