Envían amenazas de muerte contra abogada en caso del periodista Ángel Gahona

Defensora de procesados por el crimen del periodista Ángel Gahona recibió un mensaje en el que desconocidos le recuerdan que “la vida es prestadita”

El asesinato del periodista Ángel Gahona detonó en Bluefields una persecución contra periodistas en ese municipio. Su familia reclama justicia. LA PRENSA/ARCHIVO

El asesinato del periodista Ángel Gahona detonó en Bluefields una persecución contra periodistas en ese municipio. Su familia reclama justicia. LA PRENSA/ARCHIVO

Mientras se desarrollaba este martes la audiencia del juicio oral en contra de los jóvenes Brandon Cristofer Lovo Tayler y Glen Abraham Slate, procesados por el crimen contra el periodista, Ángel Gahona, ocurrido en Bluefields, Caribe Sur, una de las abogadas fue amenazada a través de mensaje de texto.

El mensaje llegó minutos después del inicio de la audiencia de juicio y en el preciso momento que ingresaban a la sala los periodistas de los medios oficialistas, recordó Amy García.

El mensaje enviado a García decía: “Abogada podrá aparecer y mantenerse en las redes, pero en la vida no siempre, recuerde que es prestadita”.

La directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Marlin Sierra, consideró que la amenaza es una estrategia para que esta abandone el proceso contra los dos jóvenes de la etnia creole y seguir dándole largas al mismo juicio con lo cual buscan el cansancio de la defensa y de los acusados.

El juicio contra los dos jóvenes se extendió hasta la noche del martes y tras ser suspendido fue programada la audiencia para este jueves a las 9:00 a.m. Sobre este proceso, García considera que “es una ofensa al sentido común de la población” decir que ambos jóvenes “son responsables de semejante delito”.

“En mi experiencia vaticinar una crónica de una muerte anunciada no requiere mayor esfuerzo mental porque estamos en estos momentos de tigre suelto y burro amarrado”, sostuvo García, quien refirió que la defensa mantiene “la postura en el juicio, poder acreditar siempre la falta de responsabilidad de Brandon y de Glen y aún sobre todo mostrarles a ellos que con su propia prueba y la prueba nuestra (que) no hay tal responsabilidad”.

El periodista Gahona fue asesinado el pasado 21 de abril, mientras realizaba una cobertura de daños a un cajero automático de una institución financiera, en el contexto de las protestas de la población autoconvocada. El mismo periodista grabó su muerte cuando transmitía en vivo la cobertura a través de un facebook live.

Tanto la familia de la víctima como la de los dos procesados han alegado inocencia. Y una de las contradicciones argumentadas es que en la acusación la Fiscalía establezca que Gahona fue asesinado de un disparo de arma hechiza a una distancia de 69 metros. Además que se contradice con el informe de balística que indica que el tirador al momento de realizar el disparo contra Gahona se encontraba a 74.90 metros de distancia.

García recordó que ella también colabora en otros casos, que tienen como fin “la misma consecuencia jurídica, la privación de libertad a personas inocentes que los hacen presos políticos (…) todos queremos libertad, queremos justicia, y la democracia a la que aspiramos”.

Mensajes para abogada

Además del mensaje, recibido por la abogada Amy García, el martes, ha observado otros incidentes que ella no los considera una casualidad. Menciona que el sábado pasado una patrulla policial colisionó con su vehículo estacionado frente al local de su oficina, ubicada dentro del perímetro de seguridad de la residencia de los designados presidente y vicepresidenta por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Considera García que la colisión “fue tonta, fue estúpida” pues , la persona que conducía iba retrocediendo recto, “no es que iba retrocediendo porque iba de lado porque iba a salir, querés tal vez virarte, enderesarte, salir, él iba retrocediendo recto”.

En junio pasado García fue perseguida también cuando se movilizaba en ese mismo vehículo.

“Estamos en un contexto como bien identificó la CIDH, primero la represión en todas las fases de las matanzas, Dios no quiera y guarde mi vida”, sostuvo la abogada.