El lanzador Braulio Silva está dando un nuevo salto de calidad

Braulio Silva tiene la triple corona de picheo de los Dantos con balance de 6-0, efectividad de 1.41 y 36 ponches que certifican su gran temporada.

Braulio Silva será el abridor de los Dantos ante Juan Bermúdez de Rivas. LA PRENSA/JADER FLORES

Braulio Silva ha sido un lanzador sobre el cual han puesto muchas expectativas, pero por alguna razón cuando se ha creído que está alcanzando la estabilidad, luego demuestra lo contrario.

Silva, de 27 años de edad, está de nuevo en un punto que todos los ojos están sobre él. Tiene balance de 6-0 y efectividad de 1.41 con los Dantos, lo que junto a sus 36 ponches lo tienen como dueño de la triple corona de picheo dentro de la Maquinaria Roja.

Lea: Juan Carlos Urbina es el bateador número 57 de mil hits en el beisbol nacional

Esta vez, sí podría ser real el crecimiento de Silva, al tomar en cuenta que viene de recuperarse de una lesión y ha encontrado en los Dantos un lugar ideal para reconstruir su confianza, la que es necesaria para dar un salto de calidad.

Carrera

Silva debutó en 2009 con los Dantos, los que no aparecieron en el torneo del 2010, así que el derecho se movió al Bóer, en donde ganó 10 partidos en 2014 y 11 en 2016.

En 2017, las lesiones limitaron su actuación y tras quedar fuera de la tribu, regresó a los Dantos y sido un hallazgo, brillando en medio de un  grupo de talentosos carabineros como Gustavo Martínez y Jorge Bucardo.

Silva tomó un lugar en la rotación de los Dantos tras una lesión de Samuel Estrada y desde entonces ha hecho un gran trabajo, al punto que ha sido cifras en mano el abridor más confiable del equipo.

En 12 juegos esta temporada, ocho de ellos como abridor, Braulio lleva seis victorias sin derrota, con un juego salvado. En 51 entradas, le conectan 34 hits, ninguno de ellos jonrón, y le anotan 11 carreras, incluyendo tres sucias, con 26 bases por bolas y 36 ponches.

Sus seis victorias solamente lo tiene atrás de los chontaleños Erasmo Reyes (9) y José David Rugama (7), mientras que su efectividad de 1.41 lo colocan en el octavo lugar del ranking de la liga.

Otro caso llamativo es el del costeño Horace Rigby, quien también afectado por las lesiones había permanecido oculto en los últimos años, pero ahora está brillando de nuevo.

Rigby le ha faltado un poco de suerte para ganar más partidos, pues tiene balance de 3-2, a pesar de tremendos números en efectividad (2.38), bateo en contra (.184) y relación ponches-bases por bolas (44 a 22).

También: Los reyes del hit en el beisbol nicaragüense

El zurdo costeño ha formado con Ernesto Glasgow y Wilfredo Pinner  una sólida tripleta que mantiene a los costeños entre los equipos más competitivos de la liga.

De 24 años de edad y nuevamente saludable, debe seguir creciendo.

Ojo con ellos

Keison Duffis, de 22 años de edad, ha tomado un rol protagónico en Zelaya Central,  con promedio de bateo de .336, además de ser líder del equipo en hits (42), dobles (12), triples (3) y anotadas (26).

Brian Montiel, de 22 años de edad, está bloqueado en estos momentos en el fuerte line-up del Bóer, a pesar que en la primera vuelta tronó duro con .338 de porcentaje, tres jonrones y 19 impulsadas.

Jasser López no un chavalo, tiene 25 años de edad, pero tiene poca experiencia y se ha contagiado con el gran momento del staff de picheo de Chontales, con efectividad de 2.10 y solamente cinco bases por bolas en 30 innings.

Wandley Ocón solo tiene 19 años de edad, pero ya está mostrando la dentadura con León, al registrar promedio de .296, con seis dobles, dos triples y 20 anotadas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: