Turbas orteguistas asedian y ofenden a sacerdote en Corinto, Chinandega

Los paramilitares habrían llegado a acosar al religioso y a los jóvenes reunidos en la parroquia por un retiro espiritual

El sacerdote Eduardo Carrillo, de Corinto, Chinandega, es saludado por los feligreses en la misa del domingo. LA PRENSA/ SAÚL MARTÍNEZ

El sacerdote Eduardo Carrillo, de Corinto, Chinandega, es saludado por los feligreses en la misa del domingo. LA PRENSA/ SAÚL MARTÍNEZ

Golpistas, asesinos, diablos con sotanas y pedófilos. Esos fueron algunos de los epítetos que una turba orteguista usó contra el sacerdote de Corinto, Eduardo Carrillo, este sábado durante el asedio a la parroquia Santo Tomás Apóstol.

Los paramilitares habrían llegado a acosar al religioso y a los jóvenes reunidos en la parroquia por un retiro espiritual.

La agresión sucedió después que los oficialistas participaron en una marcha en la que pedían justicia por las “víctimas del terrorismo golpista”.

Lea además: Paramilitares y policías balean caravana de autoconvocados que se dirigía a Masaya

Corinto está ubicado a 153 kilómetros al occidente de Managua.

Según los vecinos del sector, el grupo progobierno llegó a verificar si la reunión era de jóvenes de los que han participado en las manifestaciones en los últimos meses, pidiendo la renuncia de la pareja presidencial. Sin embargo, sobre esa sospecha el sacerdote no ha comentado nada y reiteró la transparencia de sus actos.

Nada que esconder

“No tengo nada que esconder y les invité a pasar”, dijo Carrillo cuando confirmó la agresión de la que quedó registro en un video que circuló en redes sociales.

Puede leer más en: Obispo Rolando Álvarez llama a los nicaragüenses a no caer en la “tentación” del odio

El acto de intimidación ocurrió justo en el momento cuando la Arquidiócesis de Managua, presidida por el cardenal Leopoldo Brenes, confirmó que encapuchados atacaron en julio pasado al sacerdote Pedro Méndez en el barrio indígena de Monimbó en Masaya.

Brenes dijo el domingo, al ser consultado por los periodistas en Managua sobre el caso de Carrillo, que no tenía información.

Un retiro espiritual

Carrillo se encontraba este domingo en su trabajo en la parroquia de Corinto. El religioso explicó que la pastoral juvenil se ha fortalecido en los últimos tres años y se dispuso el viernes a un retiro espiritual, el cual duraría tres días.

Era el primer día cuando ocurrió el ataque. Se había dispuesto que en la puerta exterior de la casa cural se recibieran los alimentos que enviaban los padres de familia, así como otros que les hacían llegar otros jóvenes desde sus casas a quienes se encontraban en el interior del templo.

Puede leer más en: Apoyo ciudadano masivo a obispos de Nicaragua

Según feligreses, la marcha progobierno del sábado concluyó después de las 6:00 de la tarde en la casa municipal del FSLN.

Esta sede partidaria está en la calle oeste del parque central a unos 100 metros del templo católico que se ubica al costado sur del mismo parque.

También lea: Respaldo de laicos a la labor mediadora de obispos

Fue al final de la movilización entonces que un encapuchado se encargó, desde la ventana de la iglesia, de vigilar a los jóvenes participantes del retiro. Aquellos dijeron que sintieron temor por el ir y venir del sujeto, lo que provocó que avisaran al padre Carrillo.

Turba de 20 miembros

El sacerdote se movilizó a la puerta, junto con otros tres presbísteros, incluyendo al padre Ervin López. Para despejar las dudas, invitaron al encapuchado a que pasara, lo que bastó para que la turba —como de 20 orteguistas— iniciara las ofensas.

También lea: Obispo Silvio Báez: “No más cacería humana de parte del Gobierno”

“Alguien dijo que el retiro con la pastoral juvenil era puro satanismo. Yo nunca les falté al respeto y en cierto momento se me escucha como que grito, pero es por mi enfermedad en la garganta”, refirió Carrillo. El religioso agregó que, desde un perfil falso de Facebook, se publican ofensas en su contra. Por eso, invita a contribuir por la paz, pero desde un perfil real.

Al lado de las víctimas

Recalcó nuevamente la posición de ellos como sacerdotes en todo el país. “Como Iglesia hemos mantenido una postura de estar al lado de las víctimas. Acusar que uno tenga opinión a favor de uno u otro es que hay una cierta libertad. Eso ha determinado en un momento que hay que señalar las cosas”, mencionó.

Carrillo lamentó que en los últimos días se fustigue a la iglesia en Corinto y recuerda cómo los jóvenes que frecuentan el templo son víctimas de espionaje.

Puede interesarle: Obispos de Nicaragua se sienten respaldados por el Papa Francisco

Cuenta el religioso que el viernes los muchachos fueron a consultar el precio de un tanque de gas y luego los vecinos reportaron las pasadas continuas de patrullas y de motorizados.

“No hay necesidad tampoco que me graben en las misas, porque estas se transmiten en el canal de la Iglesia», se quejó el sacerdote.

Jornada de solidaridad

La misa de las 10:00 de la mañana del domingo se vio concurrida y la población expresó mucha solidaridad. La pobladora Mercedes Quiroz se preguntó cómo es posible que haya gritos de las turbas, insultos y señalamientos de golpistas a los religiosos.

“Si tocan a la Iglesia esto se va a alegrar un rato, porque aquí somos muy católicos evidentemente”, señaló Quiroz.

Otras agresiones

La agresión de los oficialistas a la población ha sido evidente en Corinto contra otros sectores.

Alberto Guzmán, uno de los ciudadanos que ha sido víctima del acoso gubernamental, denunció que ha participado en las marchas azul y blanco y un sujeto lo golpeó en la cara esta semana y le amenazó de muerte.

Guzmán recuerda que fue hasta la parroquia cuando se dio cuenta de la agresión a Carrillo para observar si, además de la verborrea de los fanáticos sandinistas, también serían capaces de dañar el templo. Al final, eso no ocurrió.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: