Denuncian que paramilitares secuestraron a un joven autoconvocado

Torrez es uno de los jóvenes que fueron secuestrados por participar en la marcha de los autoconvocados de Managua a Masaya, denunciaron sus familiares en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

paramilitares

La caravana que iba a Masaya fue atacada por paramilitares y policias, LAPRENSA/ Raquel Acosta,

Ken Steve Torrez Arteaga, licenciado en administrador de empresas, fue una de las víctimas de secuestro por parte de pandillas de paramilitares y policías orteguistas que reprimió este domingo una marcha de autoconvocados en el sector de Nindirí, Masaya.

Torrez es uno de los jóvenes que fueron secuestrados por participar en la marcha de los autoconvocados de Managua a Masaya, denunciaron sus familiares en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Lea Además: Paramilitares y policías balean caravana de autoconvocados que se dirigía a Masaya

El abogado del Cenidh, Juan Carlos Arce, estima que al menos seis jóvenes  fueron secuestrados en esa ruta y que en similares circunstancias otros 4 en Juigalpa Chontales, por pandillas paramilitares coordinados por policías del régimen.

Extraoficialmente los padres del joven de 23 años han conocido que su hijo fue llevado al Chipote luego de ser secuestrado por los paramilitares y agentes del gobierno, en un operativo dirigido en el terreno por el tristemente célebre comisionado Ramón Avellán.

Lea También: Miles de nicaragüenses gritan: «Aquí nada está normal»

José Javier Torrez Herrera,  padre del joven asegura que el mismo domingo fueron a buscar a su hijo y a eso de las 4:30 p.m paramilitares y policías con armas de guerra seguían desplegados en la carretera a Masaya.

Ana María Arteaga madre del joven demandó la libertad de su hijo. «Mi hijo no es ningún delincuente», sostuvo Arteaga.

Torrez y Arteaga aseguran que el único delito de su vástago fue cargar una bandera azul y blanco y manifestar su derecho constitucional a marchar.

Torrez ha participado en todas las marchas de la población autoconvocada.

Presentado por Policía

En una comparecencia con medios oficialistas la Policía Nacional presentó al joven Torrez junto con otras tres personas como integrantes de un supuesto grupo «terrorista».

Con intención de criminalizar la protesta, la Policía  asegura que estos jóvenes «simulando participar en una supuesta actividad pacífica convocada por la denominada Alianza Cívica pretendían crear terror, zozobra en la población de Masaya», portaban «armas de fuego de fabricación artesanal», las que esa institución sostiene serían utilizados para ejecutar actos terroristas.Según la Policía, entre las armas que le ocupó al grupo fueron bombas de contacto, una escopeta y municiones.

Junto a Torres la Policía presentó como detenidos a Miguel Ángel González, de 19 años, Jenny Holman Zapata Zelaya, de 36  y Genaro Antonio Soza Méndez, de 18.

Igualmente la Policía presentó a Lenín Salablanca Escobar, de 36 años,  arrestado en Santo Tomás, Chontales, donde supuestamente agredió una marcha orteguista.

Entre abril a junio Salablanca permaneció en el tranque que la población autoconvocada de Juigalpa, Chontales mantuvo en la entrada principal de la cabecera departamental.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: