Del éxtasis al disgusto: La Sub-20 derrotada por Belice, tras empatar contra Honduras

La Selección de Futbol Sub-20 cometió un descuido en defensa que Belice capitalizó para llevarse el éxito en el Torneo Centroamericano

Selección de Futbol Sub-20 fue derrotada por Belice. LAPRENSA/ CORTESÍA/ FENAFUTH

Hay partidos complicados con apariencia de fáciles. Bien lo sabe a la Sub-20 de Honduras, que sufrió para sacar un empate 3-3 contra su similar de Nicaragua este lunes cuando en teoría debía imponerse claramente, algo igual se esperó de la Azul y Blanco ante Belice, que se impuso 1-0 este martes en Comayagua, Honduras.

El conjunto nacional pasó de la emoción de empatar 3-3 contra una de las mejores selecciones de la categoría a perder ante la peor del área. Con este resultado Belice, que ya ganó 2-1 a los nicas en Juegos Centroamericanos 2013, puede darse por satisfecha en el Torneo Centroamericano de Uncaf donde este miércoles (2:00 p.m.,) los pinoleros tienen un duro partido contra Panamá, invicta en el certamen.

La primera parte —se juega a 35 minutos— no tuvo un claro de dominador. La Sub-20 nica presentó un mejor despliegue en sus funciones: mejor desarrollo técnico, orden defensivo y organización en las jugadas ofensivas con un alto grado de exactitud.

Ocasión desperdiciada

Belice se planteó sin complejos, sin embargo en las ejecuciones delató su poco dominio técnico. En una salida desde atrás, el defensor entregó comprometido el pase, Franklin Torres interceptó el balón y pasó a Cristóbal Aragón, quien asistió Amfed Luquez (30′). El delantero del Managua FC mano a mano con el portero definió por arriba de la portería.

Esa ocasión clara desaprovechada pesó en el equipo nica. Limitado en jugadas elaboradas, Belice apostó por transición rápidas para buscar un error defensivo y lo cazó. Tras un ataque al equipo le costó replegar, el rival aprovechó los espacios y en superioridad numérica Jonar Castillo (33), quien acaba de ingresar, abrió el marcador.

La segunda parte fue diferente. El repliegue de Belice fue mayor y Nicaragua tuvo que arriesgar más. El desborde ofensivo en una situación de desventaja, fue menor del esperado. Los beliceños se cerraron bien, las  piernas les pesaban a los nacionales y las ideas no fluían igual, que Luquez (55) ensayó de largo distancia forzando la estirada del arquero.

Belice supo manejar el marcador, perdió tiempo los minutos finales y asustó en un par de contras que no carburaron, mientras los pinoleros se quedaban sin fuerzas para evitar su segunda derrota contra los beliceños en categoría menores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: