LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Sandra Weiss, de origen alemán, reside en México. Relató el horror que le hicieron pasar a inicios de agosto fuerzas paramilitares leales a Daniel Ortega.

Robo a periodista alemana desnuda las mentiras de Daniel Ortega

La reportera hizo la denuncia ante los organismos de defensa de derechos como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

El atraco por parte de paramilitares contra la periodista alemana Sandra Weiss, el pasado 9 de agosto, a quien le sustrajeron una tarjeta de crédito y luego la usaron para llenar combustible por un saldo de dos mil dólares, dejó al descubierto que estas fuerzas de choque “no son policías voluntarios”, tal como intenta convencer Daniel Ortega al mundo.

Weiss lleva 25 años de experiencia como reportera, de los cuales veinte años ha ejercido en diferentes países de Latinoamérica. Aunque ha trabajado en lugares de alto riesgo, como Colombia, fue en Nicaragua donde se llevó la experiencia de haber sido amenazada con arma de fuego, insultada y robado todo su equipo de trabajo y documentos personales, cuando ejercía su labor.

Le puede interesar: Sociedad Interamericana de Prensa se va “alarmada” por ataque a periodismo en Nicaragua

Entre sus pertenencias robadas figura una tarjeta de crédito con aproximadamente dos mil dólares de saldo, que los delincuentes debitaron totalmente en gasolineras de Petronic Chinandega, según reflejó el registro de uso de crédito unos días después del robo, a pesar de que la periodista había reportado la cancelación de la tarjeta lo más antes posible, luego que la liberaron.

A Weiss le pareció sorprendente que debitaran esa cantidad en gasolina, que solo pudo ser para alimentar una flota de vehículos. Petróleos de Nicaragua (Petronic) es una empresa ligada a la familia presidencial Ortega-Murillo, que controla gran parte del negocio petrolero en Nicaragua.

LA PRENSA intentó obtener la versión de esta empresa, pero en el contacto de las Estaciones de Servicio DNP Petronic (2268-2456) dijeron que no había nadie que pudiera atender ese tema. Tampoco contestaron los mensajes electrónicos.

Le puede interesar: Albanisa y la DNP tras importación de fuel oil para la generación eléctrica

Weiss opinó que tiene que haber algún tipo de complicidad entre los delincuentes y el negocio de Petronic, para que pudieran debitar fácilmente dos mil dólares de una tarjeta robada.

“Me pareció sorprendente que esto pasara y la verdad muestra cierta complicidad de estos negocios con los delincuentes, porque con un monto semejante, normalmente pides una identificación y te aseguras que realmente esa es la persona a quien le puedes hacer el cargo. A mí cuando compro algo por encima de doscientos dólares, por lo general todos los negocios me piden identificación y cuando uno es una extranjera pues más aún”, relató Weiss vía telefónica desde México.

La periodista llegó a Nicaragua a inicios de agosto, como corresponsal del periódico suizo Neue Zürcher Zeitung, para reportear la crisis que vive el país desde hace cuatro meses, por la represión policial y de fuerzas paramilitares contras las protestas civiles que demanda la salida de Daniel Ortega del poder.

De manera particular, Weiss estaba investigando el caso de los tomatierras en el proyecto Chinandega Maracuya Company (Chimaco), occidente del país, propiedad de una empresa suiza en asociación con el Grupo Coen.

El 9 de agosto que Weiss llegó a esa propiedad, a bordo de un taxi, salieron a su encuentro al menos cinco hombres encapuchados, apuntándoles con armas de fuego e incluso hicieron algunos disparos al aire. La mantuvieron retenida por dos horas y media. Weiss relató que entre los armados había una mujer que daba las órdenes y su comportamiento y manera de hablar le hacen sospechar que era policía. Además cuenta que vio una patrulla policial circulando cerca del lugar, cuando se iba acercando en el taxi a la propiedad.

Durante la retención, la llamaron golpista y también le robaron todo su equipo de trabajo, celular y documentos.

Tomatierras en propiedad ubicada en el kilómetro 18 de la Carretera Nueva a León, frente a entrada a El Doral. A un lado de la carretera el alambrado está adornado con banderas del FSLN. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

Tomatierras

Los tomatierras comenzaron a aparecer en medio de la crisis que vive el país desde hace más de cien días, portando banderas rojinegra que representan al partido gobernante Frente Sandinista. Los terrenos invadidos son propiedades de empresarios que apoyan las protestas contra el gobierno de Ortega, que sumado a la inacción de la Policía ante estas invasiones, se presume que Ortega las ordenó, porque tampoco su gobierno las rechaza y más bien ha aclarado que los hombres armados y encapuchados son “policías voluntarios”.

Lea además: Peligrosa escalada de intimidación a periodismo independiente en Nicaragua

La reportera hizo la denuncia ante los organismos de defensa de derechos como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH-OEA).

Weiss no realizó la denuncia ante la Policía Nacional, porque los delincuentes amenazaron con buscarlos si la efectuaba, pero tampoco lo hizo porque sospecha que los encapuchados tienen relación con la Policía, por la cercanía con que pasó la patrulla oficial y no los previno.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: