Producción de café en difícil situación tras la escasez de financiamiento

Según el Plan Nacional de Producción, Consumo y Comercio, en la cosecha 2018-2019 se proyecta cosechar doscientas mil manzanas y producir tres millones de quintales de café

Producción de café, Nicaragua

En el caso del café oro, el volumen de las exportaciones de enero a agosto se redujo 2.7 por ciento. LA PRENSA/ARCHIVO

Mientras el Gobierno proyecta una producción de tres millones de quintales en la actual cosecha cafetalera, representantes del sector consideran que en medio de la escasez de financiamiento, la amenaza de plagas por falta de manejo adecuado de las plantaciones y la ya tradicional insuficiente oferta de mano de obra con dificultad podrán producir entre 2.5 y 2.7 millones de quintales.

“En esta cosecha la producción puede andar entre 2.5 y 2.7 millones de quintales, dudo que podamos llegar a tres millones. Pudo haber sido una cosecha excelente si no estuviéramos enfrentando tantos problemas, y para colmo los precios están por el suelo”, explicó Aura Lila Sevilla Kuan, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN).

Lea:En junio cayeron las exportaciones de café nicaragüense

Según el Plan Nacional de Producción, Consumo y Comercio, en la cosecha 2018-2019 (que inicia oficialmente el 1 de octubre de este año y concluye en 30 de septiembre del 2019), se proyecta cosechar doscientas mil manzanas y producir tres millones de quintales de café, volumen 6.2 por ciento superior a lo cosechado en el ciclo 2017-2018.

Las autoridades proyectan que para este ciclo las exportaciones del grano alcancen los tres millones de quintales y que se venda a un precio promedio de 146 dólares por quintal, lo que generaría ingresos por unos 438 millones de dólares.

Sin embargo, según una información recolectada por la ANCN entre productores, exportadores y dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC), debido a la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde el pasado 18 de abril la entrega de financiamiento está paralizada. También un grupo de productores aún tiene saldos pendientes de la cosecha pasada, por tanto, no puede solicitar nuevo financiamiento.

Lea:Productores de Nicaragua atentos por fondo cafetalero en poder estatal

Además, debido a la ruptura de relaciones entre el Gobierno y el sector privado, a raíz de la crisis sociopolítica, el plan oficial no incluyó las proyecciones de las organizaciones de cafetaleros, sino únicamente la de pequeños productores aglutinados en cooperativas afines al Gobierno.

“No hubo reestructuración de créditos y por supuesto no hay financiamientos nuevos, son contados con los dedos de la mano los productores que están recibiendo créditos”, lamentó Sevilla Kuan.

Esta situación impidió que en la mayoría de plantaciones se realizaran las tradicionales labores culturales o de preparación para el inicio de cada ciclo productivo. Esto sumado a la variabilidad del clima, que en las últimas semanas en gran parte de las zonas cafetaleras se ha caracterizado por una mezcla de lluvias con altas temperaturas, incrementa las posibilidades de desarrollo de plagas y enfermedades.

“De momento no tenemos reportes de brotes de roya, como está ocurriendo en países vecinos, pero si la broca nos sigue afectando como en los últimos años, esperemos que la confluencia de lluvias con mucho calor no provoque aparecimiento de nuevas enfermedades”, dijo Sevilla Kuan.

Lea:Banco estatal alista estrategia para atender a cafetaleros de Nicaragua

Añadió que “por si fuera poco a eso se suma la caída del precio, que empezó esta semana por debajo de los cien dólares por quintal, entonces no sé cómo vamos hacer. El panorama es sombrío y ante la falta de aplicación de fertilizantes, eso va a repercutir en los niveles de productividad de la cosecha y si los precios siguen así de bajos, eso va a provocar una explosión social peor a la que ya tenemos”.

Maduración temprana

Debido a que este año en la mayoría de plantaciones de café se registró una fase de floración temprana y que en gran parte de las zonas cafetaleras durante la canícula no dejó de llover, la recolección de los primeros granos de la cosecha 2018-2019 empezó en agosto y eso podría provocar que el corte pleno inicie más temprano.

“Ahorita hubo un graniteo fuerte y ya se ha recogido como el 10 por ciento de la cosecha, pero si continúa el clima así como está, lluvia con mucho calor, vamos a seguir de paso hasta diciembre y vamos a tener problemas de mano de obra porque ahorita la gente está recogiendo su cosecha de granos básicos”, explicó la presidenta de la ANCN, Aura Lila Sevilla Kuan.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: