Policía Nacional acusa a Santiago Fajardo de ser «cabecilla de grupos terroristas»

La Policía señaló al hermano del reo político Christian Fajardo de cometer secuestros, asesinatos, asaltos, saqueos e incendios a instituciones públicas.

Santiago Fajardo fue secuestrado por policías en Rivas. LA PRENSA/ TOMADA DE RADIO YA

Santiago Fajardo fue secuestrado por policías en Rivas. LA PRENSA/ TOMADA DE RADIO YA

La policía del régimen presentó a Santiago Adrián Fajardo Baldizón, hermano del reo político e integrante del Movimiento 19 de Abril en Masaya, Christian Fajardo, como “cabecilla de grupos terroristas”.

Al joven de 27 años lo acusan por los delitos de terrorismo, financiamiento al terrorismo, crimen organizado, entorpecimiento de los servicios públicos y secuestro en perjuicio de las familias del departamento de Masaya y del Estado de Nicaragua, según la Policía.

En conferencia de prensa, el segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), comisionado mayor Farle Roa, dijo que Santiago junto con otros “delincuentes planificaron, organizaron y ejecutaron actos criminales en contra de la población, instituciones públicas y privadas en el departamento de Masaya; creando terror y zozobra”.

La institución policial también lo señala de cometer secuestros, asesinatos, asaltos, saqueos e incendios a instituciones públicas.

Como parte de las diligencias investigativas, la Policía manifestó que han recibido denuncias de ofendidos y familiares de las víctimas de los “hechos criminales”, además cuentan con inspecciones oculares e investigación de la escena del crimen y solicitudes de peritaje de criminalística, balística y otros.

También cuentan con veinte declaraciones, entre víctimas, testigos y reconocimientos de personas que identifican a Santiago como autor de los crímenes; el joven será puesto a la orden de las autoridades.

El asesor de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, expresó que presentaron un recurso de exhibición personal para Santiago y otro para su esposa, Roberta Montenegro, quien está detenida en la delegación policial de Masaya.

La detención de Santiago ocurrió a eso de las 7:00 a.m. de este miércoles. Él viajaba junto con su esposa y su hija de ocho años hacia la isla de Ometepe; los tres fueron arrestados, relató su padre, Santiago Fajardo.

En el caso de la niña, fue entregada ayer a eso de las 4:00 p.m. a la mamá de Montenegro, contó Guadalupe Montenegro, sobrina de la detenida.

Guadalupe relató que se presentaron a la delegación policial de Masaya al mediodía y por la tarde les entregaron a la niña; la Policía iba a entregarla al Ministerio de la Familia, como si ella no tuviera parientes, indicó la joven.

Para Cuevas, en el caso de Santiago, la Policía está utilizando el mismo formato que el de Juan Carlos Baquedano, de Jinotega, a quien también lo considera como cabecilla de grupos terroristas.

Cuevas indicó que en el país “hay una cacería de brujas en torno a todo lo que se llama protestas”. Santiago y Christian ejercieron su derecho constitucional a la protesta y ahora los están procesando.

Esta criminalización tiene dos objetivos, según Cuevas, uno de ellos es mandar un mensaje: “el que vuelva a levantar la mano se la cortamos, el que proteste aquí, el que lidere una protesta lo vamos a meter preso”, y el segundo objetivo es “descabezar” a quienes podrían, en otro momento, liderar otra protesta.

Lea además: Orteguismo acusa a Christian Fajardo y a su esposa de cuatro delitos 

 

Cristian Fajardo, dirigente del Movimiento 19 de Abril en Masaya, junto a María Adilia Serrano. TOMADA DE FACEBOOK

Cristian Fajardo, dirigente del Movimiento 19 de Abril en Masaya, junto a María Adilia Serrano. TOMADA DE FACEBOOK

Atroz: niña detenida

Cuando capturaron a Santiago Fajardo viajaba junto con su esposa y su niña de ocho años. De acuerdo con el asesor de la CPDH, Pablo Cuevas, que hayan subido a una niña a la patrulla policial nunca debió suceder y lo calificó como “una barbaridad”.

Cuevas expresó que las autoridades deben velar por el respeto a los derechos humanos, y en especial, procurar la protección de la niñez. La captura de los padres de la menor puede provocar un trauma, y ahora “¿quién va a pagar las consecuencias de esto?”, cuestionó. Por su parte, Guadalupe Montenegro, prima de la menor, expresó que la niña está muy afectada y no quiere salir a la calle por temor.

El sábado pasado, la casa de Santiago fue «barrida» por la Policía Nacional y paramilitares, en el barrio Países Bajos, en la ciudad de Masaya.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: