Ministerio de Salud afectado por pérdida de la Seguridad Social

La drástica pérdida de afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) está impactando negativamente en los hospitales públicos del país, donde los médicos ahora tienen que atender a las 86,439 personas que entre abril y junio quedaron sin cobertura del Seguro

En el hospital Roberto Calderón acuden pacientes de todo el país ya que es un centro de referencia nacional.  LAPRENSA/ARCHIVO

La drástica pérdida de afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) está impactando negativamente a los hospitales públicos del país, donde los médicos ahora tienen que atender a las 86,439 personas que entre abril y junio quedaron sin cobertura del Seguro, según reflejan las estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Sumado al desempleo generalizado, los despidos de al menos 240 trabajadores en el Ministerio de Salud (Minsa) han generado una sobrecarga laboral para los médicos y enfermeras, quienes antes que iniciara la crisis sociopolítica atendían entre ochenta y 120 pacientes en ocho horas.

El especialista en Urología, José Luis Borgen, señaló que la sobrecarga laboral en los hospitales públicos no es algo nuevo pero ahora es peor, situación que provocará un aumento en las epidemias y las listas de espera para las cirugías irán aumentando.

“La sobrecarga laboral ya existía. Por ejemplo, un médico que trabaja ocho horas debería de atender un máximo de cuarenta personas en consulta externa, pero la lista está tan sobrecargada que nosotros teníamos que atender entre ochenta y 120 personas. Entonces, con esa sobrecarga de trabajo no se podía brindar una atención de calidad como el pueblo merece y ahora con los despidos menos porque la sobrecarga será mucho mayor”, dijo el médico.

Lea: Instituto Nicaragüense de Seguridad Social pierde 43,473 cotizantes en abril y mayo

La especialista en Salud Pública, Ana Quirós, explicó que la pérdida de afiliados al INSS genera una reacción en cadena en los sistemas públicos, porque estas 86,439 personas desempleadas no cuentan con los recursos necesarios para pagar una consulta privada.

“El hecho de que hay un porcentaje muy alto de gente que ya no está protegida por la Seguridad Social entonces el daño es mucho mayor. No solo es la reducción de los cotizantes, es que esa gente pasa a ser beneficiaria exclusivamente del sistema de salud pública”, expresó Quirós.

Muestra de la grave crisis en que se encuentran los hospitales públicos es que el pasado 22 de agosto, el niño Erling José Vallejos llegó con dengue al Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), en León, y murió porque no hubo un especialista para atenderlo.

Médicos son perseguidos

Según el Mapa de Padecimientos del Ministerio de Salud, por cada diez mil habitantes en Nicaragua hay 12 camas hospitalarias, diez médicos, ocho enfermeras y ocho auxiliares de enfermería.

Pero muchos médicos, enfermeros y estudiantes de Medicina han tenido que salir huyendo de Nicaragua, otros son perseguidos por la Policía Nacional y los seguidores del presidente designado Daniel Ortega, lo que deja al país con menos personal capacitado para atender la salud del pueblo.

Solo este fin de semana dos médicos fueron encarcelados en la Dirección de Auxilio Judicial el Chipote, aunque un día después fueron liberados.

Le puede interesar: INSS perdió 1,168 afiliados por día entre abril y junio a causa de la crisis sociopolítica

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: