Arnoldo Alemán finge ser opositor ante secretario general de la OEA

Alemán viajó junto a su esposa, María Fernanda Flores para "denunciar al régimen de Daniel Ortega por los más 400 nicaragüenses asesinados"

De izquierda a derecha el expresidente Arnoldo Alemán, Luís Almagro y María Fernanda Flores. TOMADA DE FACEBOOK

El expresidente de Nicaragua Arnoldo Alemán (1997-2002), y socio político del orteguismo desde hace casi dos décadas,  intentó vender la idea que el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) es opositor, en una reunión con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, realizada en República Dominicana.

La sesión se ha conocido, después que el aparato de propaganda  del PLC divulgó las fotografías en sus redes sociales, en las que puede verse, además de Alemán, a su esposa María Fernanda Flores, a la presidenta de ese partido, María  Haydée Ozuna, y Jamileth Bonilla.

Según ese reporte, Alemán entregó la noche de este martes a a Almagro un documento partidario en que propone realizar una reforma a la Ley Electoral, cambio de las autoridades del Consejo Supremo Electoral (CSE) y el adelanto de elecciones en Nicaragua, un tema en el que Almagro  ha insistido como una vía necesaria para superar la crisis  surgida en abril tras la manifestaciones  ciudadanas que fueron violentamente reprimidas por el régimen, dejando un saldo de muertos que oscila entre 322 y 448.

El documento se denomina «Paso a Paso para la Democratización de Nicaragua». Hace 18 años, cuando aún gobernaba Alemán, realizó uno de los pactos políticos de más ingrata recordación en la historia de Nicaragua, porque permitió la repartición de los principales cargos en el Estado, incluido el CSE del que demanda ahora la renuncia de sus magistrados. A partir de entonces, los funcionarios de alto nivel del Estado se dividían entre orteguistas, por su fidelidad a Ortega entonces en la oposición, y arnoldistas por los simpatizantes del caudillo liberal.

Alemán también es recordado porque en sus acuerdos, que después se plasmaron en reformas a la Constitución, se bajó el porcentaje de la votación necesario para ser elegido mandatario, lo que facilitó que Ortega en 2006, ante una liberalismo dividido, subiera al poder con apenas el 38 por ciento de los votos.

Lea además: Arnoldo Alemán: “El pacto Ortega lo hizo con Bolaños”

Denuncian al régimen de Daniel Ortega

Pese a una oposición de discurso únicamente desde 2007 hasta ahora, los líderes del PLC se reunieron con el uruguayo para «denunciar al régimen de Daniel Ortega por los más de 400 nicaragüenses asesinados, las violación a los derechos humanos, la represión, la persecución política y el encarcelamiento injusto de cientos de nicaragüenses».

Lea también: María Fernanda Flores: “No estoy donde estoy por el dedo de alguien”

Alemán mientras le entrega un documento a Luis Almagro. TOMADO DE FACEBOOK

Lea también: Partidos políticos valoran ir a elecciones regionales

Los representantes del PLC explicaron a Almagro que la participación de su partido en los comicios regionales previstos para marzo de 2019, será «con la finalidad fundamental de salvaguardar la Personería Jurídica del PLC», pues la actual ley electoral obliga a los partidos políticos a participar en los procesos electorales convocados por el CSE, de lo contrario, perderán su personería.

El PLC asistió a la convocatoria de los comicios regionales y uno de sus diputados Miguel Rosales hasta dijo que estaban reflexionando si participarían en los mismos. La convocatoria fue vista como parte del llamado a la «normalidad» con la que el ejecutivo de Ortega intenta dar por superada las protestas. El PLC en la práctica avala con su participación  los actos del CSE, aunque en su discurso cuestione a Ortega  por la matanza.

Alemán expresó que de no lograrse unidad de todos los sectores políticos que buscan «democracia, justicia y libertad para Nicaragua podríamos convertirnos en una segunda Venezuela».

El expresidente Alemán es recordado por los casos de corrupción que se dieron durante su gestión, pero sobre todo por entregar el poder al FSLN que fue ganando espacio en los poderes del Estado que antes compartía con su socio político hasta erigir una dictadura. Aún mantiene algunas  cuotas de poder como el cargo de su hija, María Dolores Alemán, quien funge como contralora desde abril de 2014 con los votos del oficialismo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: