Preocupan las desapariciones forzadas en Nicaragua

De acuerdo con OACNUDH Medardo Mairena, Pedro Mena, Christian Fajardo y María Adilia Peralta, son algunas de las víctimas de una desaparición forzada por un periodo de tiempo

Cientos de desaparecidos y secuestrados por paramilitares del gobierno en Nicaragua aparecen en la cárcel El Chipote. LA PRENSA/ ARCHIVO

En el contexto de las protestas en contra de la dictadura varios nicaragüenses han desaparecido. LA PRENSA/ARCHIVO

En el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas en Nicaragua cada cada vez es mayor el número de personas cuyo paradero sigue siendo desconocido o que fueron desaparecidas temporalmente. Según el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) ellos han recibido una gran cantidad de denuncia de este tipo desde que inició la crisis sociopolítica en este país.

“La desaparición forzada se usa a menudo como estrategia para infundir el terror en los ciudadanos. La sensación de inseguridad que esa práctica genera no se limita a los parientes próximos del desaparecido, sino que afecta a su comunidad y al conjunto de la sociedad”, dice la ONU en su página web.

De acuerdo con OACNUDH Medardo Mairena, Pedro Mena, Christian Fajardo y María Adilia Peralta, son algunas de las víctimas de una desaparición forzada por un periodo de tiempo.

Lea: Dos jóvenes que estaban desaparecidos aparecieron muertos en el Instituto de Medicina Legal

“Después de haber sido detenidos por la Policía y el Ejército, las autoridades a cargo rehusaron entregar información a sus familias o abogados acerca de su paradero; recursos de Habeas Corpus y solicitudes de información fueron interpuestos sin resultados. Los cuatro fueron puestos a disposición de autoridades judiciales más allá del plazo de 48 horas que establece la ley nacional. Ahora se conoce su paradero”, dice el informe.

Braulio Abarca, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), explicó que una desaparición forzada comprende dos elementos fundamentales; la primera es que no se encuentre a la persona y la segunda, que el Estado esté implicado en esa desaparición, es decir, que la última vez que se vio estuvo detenido o secuestrado por fuerzas parapoliciales, paramilitares o la misma Policía Nacional.

Abarca Señaló además que como defensores de los derechos humanos les preocupa el aumento de desapariciones forzadas en el país, ya que no descartan que hayan más casos en el interior de Nicaragua.

Le puede interesar: CPDH registra más de 200 detenidos y 60 desaparecidos por protestas en Nicaragua

En el contexto de las protestas que empezaron el 18 de abril, el Cenidh ha contabilizado varios casos de desapariciones forzadas, y hasta la fecha mantienen contacto con familiares de ocho personas desaparecidas, en algunos casos, en su mayoría jóvenes, ha transcurrido más de dos meses sin conocerse sobre su paradero.

Organismos locales

E n un informe publicado el 4 de mayo de 2018, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos indica que más de 60 personas fueron reportadas como desaparecidas. Mientras la Comisión Permanente de los Derechos Humanos había registrado 120 denuncias de desapariciones hasta el 31 de julio.

Según OACNUDH en muchos de estos casos, el paradero de las víctimas ya se ha establecido. Algunos fueron ubicados por familiares en centros de detención y otros han huido a otras ciudades o países. Otros han sido asesinados y sus cuerpos han sido identificados en el Instituto de Medicina Legal.

Lea también: Una madre busca a su hijo desaparecido desde el 11 de junio

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: