Alcaldía orteguista nombra a Ramón Avellán «hijo dilecto de Masaya»

El comisionado Avellán ha sido señalado de dirigir la represión desatada contra los manifestantes autoconvocados y que dejó al menos 35 muertos en Masaya

Comisionado Avellán

El jefe policial orteguista,Ramón Avellán, fue recibido con insultos y bolsas de agua por parte de los masayas. LA PRENSA/REDES SOCIALES

Después que la semana pasada el presidente designado Daniel Ortega nombró al comisionado general Ramón Avellán  como subdirector general de la Policía Nacional, ahora el concejo municipal de Masaya, lo declaró «Hijo Dilecto» de esa ciudad, pese a que ha sido señalado por dirigir la represión desatada contra los autoconvocados y que dejó al menos 35 muertos en esa ciudad.

Mediante una resolución municipal del sábado 25 de agosto, también se acordó hacer un reconocimiento especial como “defensores de la paz” a todos los miembros del Complejo Policial de Masaya, cuyas instalaciones estuvieron sitiadas durante más de quince días por barricadas, como una medida de defensa del pueblo de Masaya ante los ataques policiales y paramilitares.

El reconocimiento edilicio será entregado a Avellán en un acto que se realizará el próximo domingo 2 de septiembre, fecha en que se conmemora el 179 Aniversario que Masaya fue elevada a ciudad.
Avellán era el subdirector a cargo de las investigaciones a nivel nacional y viajó a Masaya para hacerse cargo de la represión contra la ciudadanía, así como las capturas ilegales y los allanamientos que aún siguen ejecutándose en las casas de quienes apoyaron y participaron en las protestas contra el régimen.

será entregado a Avellán en un acto que se realizará el próximo domingo 2 de septiembre, fecha en la que se conmemora el 179 Aniversario que Masaya fue elevada a ciudad.

Lea también: El Comisionado Ramón Avellán celebra bailando su devoción a Daniel Ortega

Avellán lideró la represión que la Policía Nacional, junto con grupos paramilitares, ejecutaron contra los manifestantes y las capturas ilegales y los allanamientos que aún siguen haciendo en las casas de los autoconvocados.

A Avellán fueron dirigidos varios audios nocturnos que la resistencia de Masaya producía y subía a redes sociales, a través de los que le reclamaban la violencia perpetrada contra la población desarmada y exponían que no se rendirían.

Desde el último ataque contra Masaya, el pasado 17 de julio, el comisionado Avellán se ha encargado de evitar que se realicen marchas masivas contra el régimen orteguista. La última vez fue visto en el ataque contra una caravana que salió de Managua y pretendía llegar a la ciudad para juntarse con una manifestación programada. Ese día, el domingo 19 de agosto, fueron capturados cuatro jóvenes.

En ocasiones anteriores, el comisionado general Ramón Avellán impidió la cobertura de prensa a medios independientes en el barrio histórico de Monimbó. Asimismo, también se ha visto en eventos del gobierno, como el del sábado pasado, que el oficialismo encabezado por el sandinista Orlando Noguera, hizo el relanzamiento turístico de Masaya, pese a que uno de sus más importantes atractivos, la placita Pedro Joaquín Chamorro, en Monimbó, se mantiene resguardada día y noche por oficiales de la Policía Nacional encapuchados y armados. Durante las noches, el número de oficiales incrementa.

Pueblo rechaza a Ortega

El régimen de Daniel Ortega desató su furia armada contra las barricadas y tranques levantados por autoconvocados del pueblo de Masaya debido a la férrea resistencia que mantuvieron durante más de tres meses. El desprecio hacia Ortega lo dejaron claro los masayas el 12 de julio cuando les cerraron las puertas de sus casas al caudillo durante la celebración del Repliegue, una efeméride sandinista. Quien lo recibió con brazos abiertos, sonrisa y acompañado de encapuchados fue el subdirector Ramón Avellán.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: