Propietarios de negocios de Granada reducen horarios laborales debido a la crisis

Gilberto Alemán Chavarría, comerciante del mercado municipal, tiene ocho empleados y ha tenido que dar descanso a cada uno de ellos de dos a tres veces a la semana

Granada

Barrios marginales de Granada han sido visitados por CPC para ofrecerles servicios médicos, si aceptan la militancia sandinista. LA PRENSA/L.VARGAS

Varios propietarios de negocios han tenido que tomar medidas para no cerrar sus comercios, entre ellas, reducir los horarios laborales de su personal, debido a la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde hace 136 días por las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Gilberto Alemán Chavarría es comerciante del mercado municipal de Granada y distribuidor de pollo desde hace 12 años. Tiene ocho empleados y en estos dos últimos meses ha tenido que dar descanso a cada uno de ellos de dos a tres veces a la semana para tratar de bajar costos y no tener que despedirlos. «Estamos asustados todos los comerciantes del mercado porque las ventas se nos han bajado en un 50 por ciento», expresó.

Lea además: Usuarios reclaman por incremento injustificado de consumo energético en Granada

Alemán asegura que los costos de operación siguen igual y respecto al pago de impuestos, servicios de agua potable y luz eléctrica asegura que hay un «incremento misterioso». Los comerciantes, según Alemán, tienen deudas en dólares con los bancos y asegura que ahora hay escasez de esta moneda extranjera, por lo que tendrán que comprarlo más caro en el mercado negro, lo que les dejará pérdidas.

La crisis ha afectado los negocios de la calle La Calzada y el parque central, pero ahora el problema ha trascendido a otros sectores del comercio local. En la calle Atravesada, en Granada, dos negocios donde se vendía comida rápida cerraron esta semana. La falta de seguridad en la ciudad y el ambiente político, que en muchas ocasiones se torna violento, ahuyentan el turismo.

Puede leer: Crisis sociopolítica acaba con el turismo en Granada

Los dueños de negocios no tienen para pagar gastos de operación, los que los obliga también a despedir a sus trabajadores.

Impuestos

La administradora de un hotel local, que pidió anonimato, dijo que la Alcaldía Municipal y la Dirección General de Ingresos (DGI), está cobrando impuestos como si no hubiera pasado nada en la ciudad.

También: Comerciantes informales se instalan en nuevas zonas de Granada

«Aquí vino un funcionario de la Alcaldía a regañarnos porque nos hemos atrasado con el pago de los impuestos, pero yo les dije que de donde voy agarrar dinero si no hay clientes», refirió la mujer.

Los consultados coincidieron que mientras en Nicaragua no se solucione el problema político, no se podrá superar el caos económico y creen que si en dos meses más las cosas siguen igual, no tendrán ni capital, ni productos, sólo deudas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: